LA POSE OPOSITORA DEL FRENTE AMPLIO: “SE CUESTIONA LO SECUNDARIO, PORQUE ES LA MISMA POLÍTICA”
Audición del 26 de Marzo, a cargo de Eduardo Rubio, 4 de marzo de 2021.

Hay temas que están marcando la vida política “y que nosotros tenemos que marcar a fuego en el posicionamiento, en el debate y en la organización de nuestras fuerzas para dar una batalla que va a ser estratégica”, dijo el dirigente del 26 de Marzo, Eduardo Rubio, en la audición partidaria. Se trata de la lucha contra la reforma de la Seguridad Social, “guiados por la conducta firme, clara y coherente de los trabajadores de la seguridad Social y cada día más organizaciones sindicales que van sumándose a esta batalla y otras fuerzas también sociales y políticas, esa batalla va a marcar el escenario político y va a marcar también qué perspectiva tiene el movimiento popular hacia el futuro”. Y la segunda batalla es el plano político “es la construcción real, auténtica de una oposición desde la izquierda, y en ese plano la Unidad Popular tiene una responsabilidad histórica que asumimos con responsabilidad y con orgullo”, indicó. Transcribimos la nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/audicion-26-m-eduardo-rubio-en-cx-36-04mar-21

 

“Hoy quería comentarles acerca de la pose opositora. Hace mucho tiempo un revolucionario que marcó la historia hablaba de la pose revolucionaria, bueno, hoy podemos hablar de la pose opositora que asume el Frente Amplio ante las definiciones del gobierno de coalición.
El otro día tuvimos el mensaje del presidente Lacalle en la Asamblea General, esta forma que establece de manera hereditaria, la hereda de su padre, la traslada, de dar un informe al Parlamento sobre la gestión.
Fue una reafirmación clarísima de una línea económica, social y política absolutamente definida por el gobierno de coalición en su programa neoliberal, de derecha, conservador. Sin sorpresas, matizado claro está por todas las medidas vinculadas a la pandemia, que como decíamos el otro día nosotros, colocan como un telón que tapa el resto de la vida. Vacuna por medio, bueno, las brutales cifras, anoche de vuelta nos preocupa en cuanto a cantidad de contagios pero eso es parte de la vida. Porque detrás de eso, y lo decíamos el otro día también, se va consolidando en profundidad un modelo absolutamente contrario a los intereses de los trabajadores, absolutamente ortodoxo en la política de la aplicación del modelo neoliberal, sin inventar nada, vienen, recogen, asumen todo el camino avanzado y aquí sí que avanzan y profundizan.
Entonces, ayer el presidente del Frente Amplio sale a criticar y a pegarle al gobierno, y decimos, le pega mal, no le pega en el eje de flotación, anda en el alrededor, en lo secundario. Claro, pide más plata y mejores prestaciones, por supuesto estamos de acuerdo, y creo que en el fondo hasta la coalición dice "estamos de acuerdo", ya lo ha dicho, sí, vamos a buscar aquí y allá, el Partido Colorado hizo propuestas, Cabildo hizo propuestas, los independientes, para más prestaciones. Lo que no se establece el debate y no se cuestiona es de dónde sale la plata para las prestaciones, no se toca el gran capital, no se tocan las exoneraciones fiscales de las multinacionales, no se toca el sistema financiero, eso no se toca. Ahora, ahí no hay ninguna crítica.
¿Por qué? Porque es la misma política.
Se cuestiona lo secundario y no lo esencial, que es donde uno podría decir, bueno, acá sí ponemos contra las cuerdas al gobierno.
¿Cómo que no hay plata para una renta básica universal, para aumentar la Asignación Familiar, cómo que no hay plata? 3.000 millones de dólares de exoneraciones fiscales a quienes no la precisan, a quienes están haciendo plata a raudales, porque no son justamente los que tienen exoneraciones fiscales, las empresas que se funden, que cierran, que no tienen forma de continuar. Esas son las pequeñas y medianas empresas, las que no tienen exoneraciones fiscales.
Ni qué hablar, a nadie se le ocurre plantear reponer el IMABA, miren que los bancos están haciéndose la América. O sea, no hay cuestionamientos de fondo, es la pose opositora, es la consolidación de un bipartidismo que alterna en el gobierno sin tocar el modelo de fondo.
No se cuestiona, por ejemplo, el anuncio del presidente de la privatización de 5 aeropuertos. ¡Privatización de aeropuertos! Claro, si esta ley de privatización de 5 aeropuertos internacionales nació con la firma del entonces presidente Vázquez y sus ministros Rossi, Bayardi y no me acuerdo cuál otro. Y si se votó en el Parlamento con los votos de casi toda la coalición y del Frente Amplio. La privatización de los aeropuertos, esto sí que es esencia neoliberal en política económica, eso no se cuestiona, no se critica, no se pone contra la pared, están privatizando aeropuertos, le van a dar el aeropuerto de Carrasco y el de Laguna del Sauce por 50 años a Eurnekian. Eso sí que es política neoliberal y no favorece a los intereses de los trabajadores, sin embargo no se cuestiona.
No se cuestiona el anuncio de que se flexibiliza y se va a más en las llamadas obras promovidas de interés social, el eje de la especulación inmobiliaria que nació como una ley del gobierno del Frente Amplio y que terminó regalándole a los promotores privados de la construcción, 900 millones de dólares en exoneraciones fiscales que no fueron a favorecer justamente la posibilidad de adquirir vivienda a los sectores trabajadores.
Eso no se cuestiona, es parte de la misma política.
Y volvemos a lo que hemos dicho siempre, lo que no hay acá es una oposición en serio. A nivel parlamentario, a nivel político la hay, la Unidad Popular establece permanentemente, no una pose opositora, una oposición de verdad, en la medida de nuestras fuerzas.

Algunas diferencias de grado, no de fondo

Y yendo al otro gran tema del momento que va a marcar la vida del país, hoy recibimos un informe, una entrevista que le hacen al maestro Ernesto Murro, integrante del Comité de Expertos, y que súbitamente aparece ahora de parte del Frente Amplio, parece que también del PIT-CNT y de la Onajpu, diferencias con el borrador que hay elaborado por el Comité de Expertos.
Diferencias, y dicen “diferencias de fondo”.
Estas diferencias -después vamos a ver si realmente son de fondo, me parece que no- aparecieron de golpe después que los compañeros de ATSS, los trabajadores organizados en el sindicato de trabajadores de la Seguridad Social, con su Comisión que trabaja sobre la Seguridad Social, una vez que fueron a principios de enero recibidos a regañadientes por el Comité de Expertos, marcaron a fuego el debate planteado dividiendo las aguas. Porque hasta ese momento no había una sola mención a diferencia, no hay una sola discrepancia que surgiera del Comité de Expertos.
Y en una larga entrevista el ex ministro intenta colocar cuáles son sus diferencias con lo que el Comité de expertos va elaborando como base del proceso a futuro de Reforma de la Seguridad Social. Y ahí me sorprende una cosa porque por allí dice que no están de acuerdo con subir la edad de retiro, bueno, veremos, ojalá sea verdad porque las declaraciones que hemos recibido del ex presidente Mujica, del ex ministro Astori, incluso mismo de algún dirigente de la Onajpu, es que en realidad ya en el Uruguay la gente se jubila a los 63 años y que bien podría jubilarse a los 65 porque se vive más, o sea que esto no sé si es posición personal.
Pero bueno, salvando eso, que ojalá sea así, ¿dónde están las diferencias? La diferencia, por ejemplo, en el sistema de las AFAP está en que algunos de los expertos quieren liberalizar más el sistema. Ahora, la posición del Frente Amplio no es terminar con el sistema, es mantenerlo como está, asegurarlo, mejorarlo.
O sea que no hay de vuelta una diferencia de fondo, hay una diferencia de grado.
Bueno, la queja de que aparentemente alguno de los integrantes del Comité de Expertos hablan de que con el Frente se dilapidó, aparentemente quieren retroceder en algunas prestaciones que se dieron, pero seguimos sin ir al fondo del problema, estamos de vuelta en diferencias de grado. Bueno, y una falsedad absoluta que plantea el ex ministro cuando habla del tema de la Caja Militar y ahí el Frente pone como eje del problema el tema de la Caja Militar que es un problema y que hay que resolver pero no pone como el eje del problema a las AFAP.
¿Pero en el tema de la Caja Militar qué dice? Hicimos la reforma que pudimos, y sólo con los votos del Frente Amplio. ¡Mentira! Una mentira grande como una casa.
Primero, hicieron la reforma que quisieron porque los votos estaban. Y para esa reforma tibia, moderada, insuficiente, estuvo el voto de la Unidad Popular. Que propusimos ir a más para terminar privilegios, y no quisieron.
O sea, no es la pudieron hacer, es la que quisieron hacer, estaban los votos y votó la Unidad Popular la reforma de la Caja Militar. Hay que dejarse de decir mentiras.
Y por último, lo que no se reafirma es un concepto esencial que tiene que ser el eje del debate que se viene. Es una falsedad cuando se plantea que la gente se jubila y con lo que aportó toda la vida no llega a cubrir lo que va a recibir como jubilación. Bueno, esa es una afirmación falsa y nadie la desmiente. Nosotros lo que sostenemos es que el sistema de la Seguridad Social tiene que ser solidario, intergeneracional y público, estatal.
¿Qué quiere decir solidario e intergeneracional? Que la prestación que recibe quien se jubila o quien está con un seguro de enfermedad, la recibe gracias al aporte de las generaciones que trabajando siguen aportando para que pueda cubrir su prestación.
No es una caja de ahorro el aporte jubilatorio, es el aporte a un sistema intergeneracional y solidario que es el que quieren liquidar. Y ese es el debate que no se plantea en ese Comité de Expertos.
Estos son temas que están marcando la vida política y son temas que tenemos que nosotros marcar a fuego en el posicionamiento, en el debate y en la organización de nuestras fuerzas para dar una batalla que va a ser estratégica.
Podemos decir en dos planos, la de la Seguridad Social, guiados por la conducta firme, clara y coherente de los trabajadores de la seguridad Social y cada día más organizaciones sindicales que van sumándose a esta batalla y otras fuerzas también sociales y políticas, esa batalla va a marcar el escenario político y va a marcar también qué perspectiva tiene el movimiento popular hacia el futuro.
Otra segunda batalla en otro plano que es un plano político, es la construcción real, auténtica de una oposición desde la izquierda, y en ese plano la Unidad Popular tiene una responsabilidad histórica que asumimos con responsabilidad y con orgullo”.