“TENEMOS UNA SOCIEDAD DESORGANIZADA Y QUE NO REACCIONA FRENTE A TODOS ESTOS DESASTRES”
Contacto con Jair Krischke desde Brasil, 8 de marzo de 2021.

 

Desde Porto Alegre, Jair Krischke en contacto con CX36 en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, se refirió a la situación de las mujeres en Brasil que es muy complicada y se ha agravado por el coronavirus, señaló. Además, comentó la situación política interna y refirió a lo que se esperaba tras las grandes movilizaciones de 2013, “aquellas manifestaciones en Brasil impresionantes que hubo y que no resultaron en nada”. Recordó que “la gran mayoría era gente joven, pero no permitían la participación de partidos políticos” y eso quedó en nada. “Entonces, esta es nuestra dificultad, una sociedad desorganizada absolutamente y que no reacciona, está apática. No reacciona frente a todos estos desastres”, indicó.
Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2021-03-08-jair-krischke-brasil

María de los Ángeles Balparda: Bueno, y seguimos en esta comunicación internacional, Hernán, ya tenemos a Jair Krischke, este luchador de nuestra región desde Brasil, no nos vamos a apoderar de él así que decimos que es brasileño, pero que lo sentimos compatriota como somos de esta América Latina.
Así que acá estamos dándole la bienvenida a Jair. ¿Cómo estás?

Jair Krischke: Buenos días, como siempre un gusto compartir con ustedes estos momentos que son para mí también, además de un gusto, un enorme placer de comentar cosas de Brasil

 

MAB: Bien, Jair, te preguntamos primero y después entramos en otros temas pero hoy es el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, me imagino que vos que estás en el campo de los derechos humanos tenés información directa de cuál es la situación de las mujeres hoy en Brasil

JK: Te digo así, la situación de las mujeres en Brasil es muy complicada, y ahora con el coronavirus más aún. ¿Por qué? Sabes, las mujeres tienen doble jornada, pero con este coronavirus yo digo que hay una triple jornada, que además de mujer trabajadora, de mujer con su compañero, los compromisos de un hogar, también tiene ahora que desempeñarse como enfermera, como cuidadora, como alguien que está muy involucrada con el tema de la salud. En Brasil la cosa está muy, muy complicada, porque cada día se agrava más el problema del coronavirus.
Cada día se agrava más, hay una situación gravísima y las mujeres son mayoritariamente las enfermeras. El número de enfermeras en Brasil es expresivamente mayor que los hombres. El número de médicas, si no es igual es muy parecido.
Entonces, estas mujeres son verdaderas heroínas que están ahí metidas y trabajando como locas y que van a conmemorar el 8 de marzo trabajando, como siempre

 

Hernán Salina: Jair, por supuesto, es ineludible hablar contigo, además de esto que te planteaba Ángeles del Día de la Mujer Trabajadora, de esa situación del coronavirus porque el mundo mira a Brasil con los números que superan los 11 millones de contagios en los registros oficiales, más de 265 mil muertos y una gran irresponsabilidad del gobierno central, del gobierno federal para enfrentar todo esto, que hemos venido conversándolo contigo ¿no?

JK: Sí, está muy complicado. ¿Por qué? Porque no se hizo nada.
Brasil es un país inmenso, la coordinación tiene que ser del gobierno nacional, y el gobierno nacional no coordinó nada a no ser la confusión.
Te digo, Bolsonaro desde el principio tiene una posición negacionista, empezó diciendo que es una gripecita nada más, y sigue andando por todos lados sin tapabocas, diciendo que tiene que volver al trabajo, que tiene que volver a la normalidad, es una locura.
Y como estamos en esta situación donde el presidente da un mal ejemplo, entonces tenemos aglomeraciones, no usamos el tapabocas y entonces está creciendo, está creciendo acá en Brasil tanto que una proyección que se hizo ahora, ayer, es que cada día en breve van a morir 6 mil brasileros. ¡Es el caos!
Acá en Río Grande del Sur, por ejemplo, no hay más cómo atender a los casos más graves, no hay más UTI para recibir a la gente que está con coronavirus. Acá tenemos una cola de ayer de 154 personas en Porto Alegre esperando poder recibir la atención médica adecuada.
Entonces, es muy grave la situación en Brasil, especialmente porque quien debería coordinar la acción, no coordina, al revés, crea problemas, solamente crea problemas, cada día diciendo barbaridades.
Y un ejemplo internacional terrible fue nuestro ministro de Relaciones Exteriores ayer en Israel le llamaron la atención porque no usaba el tapabocas, la autoridad israelí la llamó la atención públicamente, "Señor, por favor, póngase el tapabocas".
Es la fotografía de cómo el gobierno brasilero está enfrentando esto.
Hay (...) rebelión de los gobernadores, Brasil tiene 26 gobernadores provinciales y un gobernador del Distrito Federal, ayer 22 de los gobernadores de las provincias firmaron un documento con una crítica dura a Bolsonaro y solicitando urgentes providencias, especialmente con la vacuna. Compre vacunas donde existan, porque nos faltan, esta es la cosa

 

MAB: Bueno, esta es la realidad que se está enfrentando y uno piensa cuál es la salida, qué va a pasar en Brasil con todo esto que se está como concentrando, en un país donde las elecciones son cuándo, no falta tanto.

JK: No, son el año que viene, en el 2022.

 

MAB: Exactamente.
Y no sé cómo se prepara eso. ¿Políticamente se ve por dónde puede venir una salida?

JK: Te digo, lamentablemente no porque nos faltaría un candidato que lograra la mayoría. En las últimas encuestas sabes que Bolsonaro está bastante bien, es algo incomprensible, Bolsonaro no sale mal. Pero en el escenario brasilero tú no ves un liderazgo político que sea un candidato que la gente se entusiasme, no causa entusiasmo.
Y claro, la gente está muy decepcionada, ya votó mal en 2018, votó muy mal. No solamente al elegir a Bolsonaro, al fin y al cabo eligió con Congreso Nacional que es un desastre, el Congreso Nacional brasilero es un desastre, no te imaginas cómo bajó la calidad de los señores parlamentarios.

 

MAB: Eso te iba a preguntar porque antes decíamos que es un desastre cuando había pocas o malas propuestas, pero creo que ahora es más básico todavía ¿no?

JK: ¡Sí, claro! La cosa es muy complicada, creo que es un escenario que tal vez sea la peor de las herencias de la dictadura, es esto, porque mató a una o dos generaciones de políticos. Porque hacer política durante la dictadura, y hacer la política toda con letras mayúsculas, era algo malo. Entonces se mató una o dos generaciones.
Hoy por ejemplo en Brasil hay una cantidad enorme de diputados y senadores que son mayor Fulano, capitán Mengano... ¿Qué cosa es esta? Comisario Fulano... ¡Es terrible esto! Y gente de pésima calidad, bajísima calidad.
Entonces, el escenario político brasilero es terrible.
Te digo más, esta crisis es inmensa, es tan grande que tú no ves la posibilidad de aparecer candidatos, bueno, que sean menos malos. No son los mejores, menos malos

 

HS: Jair, bueno, de reacciones a este panorama, más allá de esa crisis de falta de referentes, de espacios organizados, pero ante una situación tan grave, para redondear este contacto contigo, hay algunos pasos que han dado a nivel de gobernadores. Pero a nivel del campo popular, en esta situación de emergencia, qué pasa, qué reacción se puede esperar.

JK: Es muy complicado, muy complicado, porque en este momento a Brasil le falta una sociedad civil organizada, el universo sindical está muy mal en Brasil, malísimo en este momento, liderazgos importantes en el mundo sindical son pocos o raros, y también de movimientos populares, de organizaciones de la sociedad civil brasilera. Esto se fue, se fue.
Y ya te digo, hay una dificultad por ejemplo en movilizar a la gente, no hay mucho cómo movilizar a la gente.
No sé, yo pienso mucho en los hechos de 2013, aquellas manifestaciones en Brasil impresionantes que hubo sí y que no resultó en nada. Me llama mucho la atención que la gran mayoría era gente joven, la gran mayoría, pero tenían unas exigencias, no permitían la participación de partidos políticos, no admitían banderas de partidos políticos. Me acuerdo muy bien, en ese momento un periodista me preguntó qué me parecía, y yo le contesté, mira, lo que sé que a quien no le gustan los partidos políticos es a las dictaduras...

 

HS: Muy bueno...

JK: Sí, sí.
Entonces, gente joven, movilizada, pedían mejores condiciones en la educación, mejoría en el campo de la salud pública. ¡Mirá, mejorías en el campo de la salud pública, en el 2013!
Bueno, el gobierno era el gobierno Dilma en el 2013. ¿Cómo reaccionó a esto? Mandó a la policía a reprimir.
Qué locura ¿no?
Y después de esto no logramos movilizarnos más, alguna otra movilización pero absolutamente sin la explosión ni la cantidad de gente en la calle necesaria para producir cambios. Entonces, esta es nuestra dificultad, una sociedad desorganizada absolutamente y que no reacciona, está apática. No reacciona frente a todos estos desastres

 

HS: Una realidad de la que hemos venido hablando, vos nos venís describiendo ese panorama en los sucesivos contactos que tenemos contigo y va a llevar un tiempo empezar a revertir todo eso.
Jair, te queremos agradecer este contacto como siempre, nos quedamos con la preocupación por supuesto de lo que nos contás, un abrazo desde Montevideo y a seguir cuidándote, seguiremos conversando

JK: Sí, con mucho gusto vamos a seguir conversando. Una brazo a todos ustedes y a todos los que nos escuchan

 

MAB: Un abrazo, hasta pronto.