EL SALVADOR: “UN SÓLO PARTIDO TENDRÁ EL CONTROL DEL EJECUTIVO, DEL LEGISLATIVO Y POSIBLEMENTE TAMBIÉN DEL JUDICIAL”
Contacto con la periodista Georgina Salinas, desde El Salvador, 5 de marzo de 2021.

Desde El Salvador, la periodista Georgina Salinas analizó en CX36 los resultados de las recientes elecciones legislativas y de alcaldías, que dejaron un contundente triunfo al presidente derechista Najib Bukele y una caída del Frente Farabundo Martí. Con un padrón de 5,8 millones de personas habilitadas votó el 43% de la población. El partido del Presidente alcanzo la mayoría calificada. “Yo me atrevería a decir que el respaldo a ciegas y absoluto a la actual gestión y al presidente Bukele está fundamentado en el odio a los partidos tradicionales”, afirmó. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/georgina-salinas-desde-el-salvador-en-cx-36-05mar-21

 

Hernán Salina: Bueno, estamos en contacto con Georgina Salinas, periodista de El Salvador.
Georgina, bienvenida una vez más a Radio Centenario.

Georgina Salinas: Muchas gracias Hernán, buenos días Ángeles, es un gusto para mí compartir con ustedes una vez más.

 

María de los Ángeles Balparda: Sí, exactamente

GS: Buenos días. ¿Cómo están ustedes?

 

HS: Bien, es la segunda vez que conversamos contigo desde ese pequeño país de Centroamérica con tanta historia de lucha que siempre tenemos presente, Georgina. Hemos hablado contigo por ejemplo de Roque Dalton que vos tenés muy presente también, ese poeta y combatiente salvadoreño.
Y el pretexto para conversar contigo en esta oportunidad es analizar los resultados de las resientes elecciones legislativas y alcaldías que tuvo El Salvador que dejó un panorama político preocupante podemos decir con mucho apoyo para el actual presidente.

GS: Sí, es correcto.
Bueno, antes que nada aprovechar que todavía estamos en el momento de introducción y enviar un saludo a Latinoamérica que hoy conmemoramos la partida física del comandante Hugo Chávez, se están cumpliendo 8 años de su partida, y bueno, creo que también es oportuno recordarle en esta ocasión.
Efectivamente, el 28 de febrero en El Salvador se celebraron elecciones del Parlamento centroamericano, la Asamblea Legislativa y los gobiernos municipales. Pues sí, con un padrón de 5.8 millones de personas más o menos, votó más o menos el 43% de la población, hasta 2.520.000 más o menos. Estoy dando datos, quiero aclarar...

 

HS: ¿No son obligatorias las elecciones?

GS: Claro, sólo aclaro que estos datos que estoy dando en este momento son a partir de un escrutinio del 96% de las actas más o menos, están pendientes alrededor de 300 actas. Pero sí en las próximas horas seguramente tendremos un escrutinio final.
Entonces sí, quienes votaron por el partido que hoy se consolida como el partido de gobierno, fueron 1.450.000 salvadoreños. Y 1.069.000, un poco más, votaron por el resto de partidos, estamos hablando del FMLN, Arena, Gana, Vamos y otras expresiones un poco más pequeñas.
Esto definitivamente que representa un quiebre en una correlación histórica donde el pueblo salvadoreño se veía representado por instrumentos importantes históricos, tanto para la derecha como para la izquierda. En el caso de la izquierda el FMLN ha sido el único instrumento electoral donde hasta este momento se contabilizan 175.000 votos para este partido, dándole alrededor de 4 escaños en el Parlamento Nacional.
Nuevas Ideas, que es el partido recientemente constituido y liderado por el presidente de la República, alcanza la mayoría calificada con 56 votos, pero con la posibilidad de alcanzar una mayoría absoluta a partir de sus alianzas con otras expresiones electorales dentro de la Asamblea Legislativa.
De manera que sí, definitivamente el Ejecutivo en esta ocasión constituye una correlación completa donde puede hacer, esta Asamblea Legislativa tiene que elegir varios funcionarios de segundo grado. La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, el funcionario titular, el procurador o procuradora tiene que ser electo. También los magistrados del Tribunal Supremo Electoral. Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, la Corte de Cuentas de la República. El Consejo Nacional de la Legislatura, todas estas instancias van a ser electos por esta nueva asamblea donde ya es preocupante pensar en el funcionamiento de la institucionalidad en El Salvador, en la transparencia, en la salud democrática del país, incluso también en la misma República que es una forma de gobierno caracterizada esencialmente por la composición de los tres órganos donde ninguno prevalece sobre otro.
En este caso sí, un sólo partido tendría el control del Ejecutivo, el control de la Asamblea Legislativa y posiblemente también del órgano judicial.

 

HS: Tremendo panorama.
¿Por qué ha tenido este apoyo el presidente salvadoreño, cómo es su característica de gobierno de Nayib Bukele que ha llevado a este apoyo, Georgina?

GS: Bueno, en ese tema habrá quizás una infinidad de factores que se pueden analizar, voy a señalar lo inmediato, lo más cercano. Iniciando por una nueva forma de hacer política, creo que hay que llamarlo de esa manera, el mismo partido asume un nombre asociado a lo novedoso, a lo nuevo, ‘Nuevas Ideas’ le llaman a su partido, aunque definitivamente nuevas ideas no se observan pero sí una nueva forma de hacer política caracterizada por el uso principal de las nuevas tecnologías. Los métodos de organización tradicionales no se observan en esta nueva forma de hacer política sino que se observa una forma de hacer política centrada en la comunicación y entorno a los nuevos recursos tecnológicos.
Además de un discurso de odio, centrado en el odio y en la mentira donde el presidente actual se posiciona a partir de desgastar a los clásicos políticos, de manera que la mayoría de la población hoy está sintiendo rechazo y está sintiendo odio por la política tradicional, por los partidos políticos clásicos que incluso han construido bases sociales y han creado procesos interesantes e importantes para la historia de nuestro país.
Entonces es un proceso que surge de la espontaneidad de procesos de comunicación, de discursos, donde efectivamente se observa una figura mesiánica creada en torno al líder que en este caso es el presidente Nayib Bukele, que se ha presentado como un tipo bonachón, que en la medida en que tiene nuevas ideas, se caracteriza o se ha vendido como un presidente creativo que está interesado en ver a un El Salvador moderno donde todo lo tradicional ya queda en lo arcaico, en lo antiguo y en lo que no funciona.
Esto es preocupante porque todo esto se está ejecutando paralelamente a una gestión pública donde hemos observado mucha corrupción a todas luces. Lo vimos de manera contundente en el manejo de la pandemia donde el país alcanzó un nivel de endeudamiento histórico, donde se le aprobaron un poco más de 9.000 millones de dólares al presidente de la República por la Asamblea Legislativa, y donde vimos compras públicas maliciosas a familiares de ministros y funcionarios públicos, alimentos comprados en el exterior a empresas de dudosa procedencia, muchos noticieros hablaron incluso de empresas vinculadas a actividad criminal. Y observabas a los productores nacionales con quiebras grandes y no vimos a un gobierno que optara por comprarles a los productores locales ¿verdad?
Es decir, una gestión pública en realidad que estamos seguros que en los próximos meses nos van a llevar a una situación de crisis además porque es inminente la implementación de un programa de ajuste estructural que amenaza principalmente la bolsa de la mayoría de los hogares salvadoreños.

 

HS: Bien, pero la gente no se guió por estos aspectos de esa gestión, por la corrupción que mencionás, lo que pasó con la pandemia, no pesó eso para la opción que tomó la gente.

GS: No, definitivamente es alarmante porque sin duda alguna estamos en un contexto político emocional caracterizado, yo me atrevería a decir que el respaldo a ciegas y absoluto a la actual gestión y al presidente Bukele está fundamentado en el odio a los partidos tradicionales. O sea, se ha dicho en el vox populi, prefiero que roben ellos, estos nuevos, a que sigan robando los demás.

 

HS: Tremendo.

GS: Porque se les odia tanto. Se les odia tanto...
Además se les acusa de procesos de corrupción inconsistentes donde todo ha sido juicios mediáticos. En el caso de dos casos puntuales de personas que han sido del FMLN que han sido víctimas de juicios mediáticos, donde las instituciones judiciales no les han comprobado nada pero ya se instaló en el imaginario que han replicado prácticas corruptas como ha sido en el caso de los gobiernos de derecha previos donde sí se judicializó a 3 ex gobernantes y habían pruebas claras. Incluso situaciones donde los mismos ex presidentes han confesado procesos de corrupción.
Entonces sí, es delicada la situación, a partir de mucha desinformación, de manipulación emocional, y bueno, hay muchos retos definitivamente para la población salvadoreña de cara a este nuevo escenario.

 

HS: Te queríamos preguntar qué ha pasado, para cerrar que nos digas un poco cuál es la situación del frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) que tuvo, vos nos recordarás cuántos períodos de gobierno nacional, por qué llegó a esta situación.
Bueno, alcanzó por lo que vemos sólo 4 bancas en el nuevo parlamento pero antes de eso, en la situación general, qué pasa con la situación de violencia que muchas veces El Salvador ha sido noticia por eso.
Yo miraba, por ejemplo, que en plena campaña electoral hubo un ataque a un camión de simpatizantes del Farabundo donde murieron dos militantes de ese partido, qué ha pasado con los niveles de violencia de ese país, antes de que nos cuentes tu visión de qué ha pasado políticamente con el FMLN, por qué ha llegado tanto a ese descenso del apoyo de la gente, de su dimensión como organización política.

GS: Bueno, Hernán, francamente no me atrevería a hablar por el partido. El partido seguramente está haciendo su propio análisis interno, su propio proceso de crítica y autocrítica. Ellos estarán identificando qué cosas, cuáles fueron los errores y cuáles sus fortalezas, en fin.
Lo que sí queda claro es que el FMLN es un partido que cuenta con larga trayectoria política histórica, procesos de organización popular muy importantes, por lo que este golpe, desde mi perspectiva, no representaría el aniquilamiento de esta estructura. Para mí el FMLN estaría en este momento proyectándose hacia su recomposición, hacia la redefinición de su propia estrategia política, no lo dudaría, ellos sabrán qué aspectos son los que habría que modificar. Y sí, definitivamente ya que lo mencionas, una de las cosas que preocupa de este nuevo escenario es precisamente el respeto de los derechos humanos, y quiero señalar dos de los derechos humanos fundamentales que en particular me preocupan. Uno es el derecho a la libertad de expresión y también a la libertad de protesta social, porque la Asociación de Periodistas de El Salvador ha registrado a partir de este nuevo gobierno un incremento en los casos de agresiones contra periodistas.
Y lo que sucedió el domingo 31 de enero donde asesinaron a dos militantes del FMLN que claramente ha quedado en evidencia que fueron dos militantes de Nuevas Ideas vinculados al Ministerio de Salud. O sea, eso está comprobado, es decir, no se trata de dos delincuentes equis que actuaron de manera aislada sino que fueron dos personas vinculadas al gobierno de manera clara.
Entonces, un gran mensaje que deja esa acción es para mí el temor que se podría generar sobre la participación política en acciones o espacios que no están en la línea del Ejecutivo. En realidad yo creo que las organizaciones populares y quienes no están con el actual gobierno, seguramente estamos en un nuevo momento donde habría que velar por nuestra seguridad. ¿Qué podemos esperar? Imaginate que no fue ni una riña callejera, estamos hablando de dos vidas que fueron arrebatadas de manera violenta, sólo por el hecho de pensar distinto.
Creo que esto nos alerta sobre un nuevo momento político y nos dibuja un retroceso a un contexto donde, El Salvador viene de un período de una dictadura prolongada donde aquí no se podía opinar, no se podía elegir los gobernantes, no se podía tener participación, y fue el FMLN el partido a quien le debemos la democracia que hoy estamos consolidando porque tampoco ha sido plena. Pero sí, definitivamente estamos ante un retroceso grave que nos alerta sobre el nuevo escenario de participación.

 

HS: Bien, para redondear brevemente Georgina, esa situación del Farabundo Martí ha repercutido también en otros ámbitos a nivel de organización de los trabajadores, organizaciones sociales, populares. ¿Qué situación hay en ese sentido?

GS: Sí, definitivamente que ahora hay un contexto de desmoralización, de temor donde ante los límites de la participación ya seguramente no es la misma disposición de acción. Es un hecho creo yo que este escenario ha impactado en la subjetividad también de las organizaciones populares.
Sin embargo no dudo  que las luchas no van a cesar, sobre todo por lo que se viene, el programa de ajuste estructural todavía no sabemos en qué se va a concretar, pero de entrada podríamos pensar en una política fiscal regresiva donde las mayorías vamos a pagar la deuda que este gobierno está adquiriendo de manera desordenada.
Por ahí está la amenaza del sistema de pensiones que también es todo un hecho de corrupción que se vislumbra para los próximos meses.
En fin, aquí la política pública y la realidad económica de los hogares salvadoreños en algún momento van a generar rechazo y acción social, sin duda alguna. El pueblo salvadoreño podrá estar muy desmoralizado, me refiero a las organizaciones porque al parecer el pueblo, la mayoría de votantes están felices por los resultados electorales.
Pero la realidad objetiva sin duda alguna va a dar la pauta para fortalecer los procesos de lucha social, que bueno, eso es natural en los procesos sociales, y sin duda vamos a observar un repunte en la organización y en la lucha social, no lo dudo.

 

HS: Que así sea, Georgina, quedamos con este panorama preocupados, bueno, procesos que con las similitudes locales específicas se han ido dando en distintas partes de América latina sin duda. Te queremos mandar un abrazo desde aquí desde el sur a ese pueblo hermano, el Pulgarcito de América Central y seguiremos en contacto, hasta cualquier momento.

GS: Bueno, gracias por la invitación, un saludo a ustedes y a la audiencia uruguaya con quien hoy hemos tenido la oportunidad de compartir una mirada desde el grandioso Pulgarcito de América.
Un abrazo.