“ABENGOA TEYMA PODRÍA SER A URUGUAY LO QUE FUE ODEBRECHT A BRASIL” Y SIGUE SIENDO BENEFICIADA POR EL ESTADO
Dra. Carmen Dávila y Alfredo Correa en CX36, 11 de marzo de 2021

“Donde hay un corrupto, hay un corruptor del otro lado, entonces me parece que es mucha plata que sale de nosotros y que puede volver a nosotros en beneficio para todos” porque “¿cuántas vacunas se pueden comprar con esta plata?”, dijo la Dra. Carmen Dávila que junto al empresario Alfredo Correa compartieron ‘Mañanas de Radio’ para dar a conocer el cúmulo de documentos y pruebas que han reunido a partir de  la denuncia contra Alur y la planta de etanol en el gobierno anterior. Ellos pretenden que se auditen todos los contratos con empresas privadas como Abengoa Teyma, que “han estafado” a los uruguayos. Correa sostiene que Abengoa Teyma podría ser a Uruguay lo que fue Odebrecht a Brasil y a Latinoamérica entera; contó que ha escrito hasta al Presidente de la República porque es mucho dinero el que está en juego, pero no ha obtenido respuestas. Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/alfredo-correa-y-dra-carmen-davila-en-cx-36-11mar-21

 

El empresario Alfredo Correa de Serrana Bioenergía y la doctora María del Carmen Dávila, abogada de Unidad Popular en aquel momento, fueron denunciantes de las irregularidades que hubo en el llamado directo a empresas por parte de Ancap para construir una planta de etanol en Paysandú.  Ellos denunciaron -Correa como empresa perjudicada y Dávila como representante legal en aquel momento de un sector político- un sobre precio en el costo de la obra, y también de un direccionamiento en el llamado para beneficiar a una empresa de ocho que se presentaron y que, casualmente, fue la empresa ganadora. El sobre precio era que el costo de la obra sería al principio de 50 millones de dólares y finalmente terminó costando 150 millones de dólares. Esas denuncias apuntaron contra el Directorio de Ancap y sus cuadros gerenciales.
Pero ahora Alfredo Correa tiene un enfoque distinto. Ya no le interesa apuntar contra los políticos oficialistas ni opositores de ayer y de hoy, sino que ahora pone su acento en la investigación a la empresa ganadora, porque dice que por un lado, si existen corruptos, es porque existen corruptores. Pero además, la investigación que hizo el fiscal Luis Pacheco fue muy sobresaliente –sostienen Correa y Dávila- y dejó muchos datos y pruebas de que la empresa Abengoa Teyma es una empresa corrupta, y cuando uno la investiga ve que es una empresa corrupta en todo el mundo.
Recordemos que Abengoa en una empresa española, el propietario es Felipe Benjumea, y viendo que tiene decenas de obras en curso en el Estado uruguayo, dan a entender, Correa con esta denuncia que Abengoa Teyma podría ser a Uruguay lo que fue Odebrecht a Brasil y a Latinoamérica entera.
Entonces él da a entender que el accionar de esta empresa -que construyó el Antel Arena  y donde también se denuncia un sobre costo importante porque iba a costar 40 millones de dólares y terminó costando por arriba de los 120 o 130 millones de dólares- es que siempre se les va dos o tres veces más caras las obras.  

 

JLV: Estamos recibiendo con mucho gusto a Alfredo Correa y a la doctora María del Carmen Dávila.
Alfredo, muy bueno días y bienvenido.

Alfredo Correa: Muchas gracias, José Luis, el gusto de estar acá nuevamente, ya a la 36 la siento un poquito como mi casa, y lamentablemente nunca vengo con noticias agradables, siempre venimos un poco sobre el mismo tema. En realidad habría que agregar que nos ligamos dos juicios penales por eso, que del cual por supuesto salimos airosos, uno por parte de Alur y otro en forma personal por el señor Raúl Sendic.
Lo interesante que en esos juicios también salieron a la luz una cantidad de elementos que reforzaban nuestras denuncias.
Una aclaración que voy a hacer, no fue licitación, fue un llamado a ocho empresas elegidas a dedo, de las cuales solamente 3 eran ofertas válidas, y además del sobre precio denunciamos direccionamiento, que además las mismas empresas que participaron nos lo confesaron off de record, de que todo se fue haciendo para ir direccionando, para que la elegida fuera la que finalmente fue elegida ganadora. Hay que decir las cosas con nombre y apellido, se llama empresa Abengoa Teyma, su representante en Uruguay es la empresa Teyma, una empresa de muchos años en el Uruguay, que luego lo compró la empresa Abengoa que es la internacional, empresa española, cuestionada en todo el mundo por empresa corrupta, tiene varios procesos en España, es de la familia Benjumea, una de las familias más rica en España, y han dejado un agujero de miles de millones de dólares en todo el mundo.
Esa empresa fue la que tiene esta cantidad de desprolijidades que yo te voy a detallar, y no se entiende por qué esta empresa sigue siendo privilegiada.
Por ejemplo le dieron la construcción del Antel Arena, en las mismas condiciones, un llamado directo. Lo curioso de esa mal llamada licitación -ellos la llaman competitivo- lo interesante es que era todo secreto, ninguna empresa sabía lo que cotizaba la otra. Entonces no es público. Después que adjudicaron tampoco mostraron las ofertas a ver cuáles eran, y fue gracias al juicio que nos hicieron Alur en Penal 2º que fue Pedro Salazar que  les obliga a presentar las ofertas.
Recién el público pudo tener conocimiento de las otras ofertas, porque hasta ahí era todo secreto y guardado bajo llave.
Pero lo interesante del caso, todo eso derivó en juicios políticos, en cuestionamientos políticos, fundamentalmente a Raúl Sendic y a Leonardo de León -en realidad en esto tiene mucho más culpa Leonardo de León que Sendic- fue la llamada mega causa Ancap. Este era uno de los capítulos, doce denuncias que hizo la Comisión Investigadora, número 11 era la nuestra, nosotros comparecimos en la Comisión Investigadora.
Pero hoy con la Doctora queremos buscarle otro enfoque, porque en realidad denunciar a los políticos, ya se denunciaron, procesaron o no, el fiscal Luis Pacheco pidió procesamientos que no le hicieron lugar, se lo rebotó el Tribunal de Apelaciones, se lo rebotó la Suprema Corte de Justicia, quedó solamente procesado Sendic por abuso de funciones, que es como darle un tirón de orejas a Jack el destripador, como digo yo.
Perfecto, eso no nos interesa.
Pero hay una parte media misteriosa -y digo misteriosa y te voy a explicar por qué- que son los privados.
Acá se acusan a los políticos, de un partido a otro se tiran misiles… ¿Y los privados?
Ni un juez citó a esta empresa que se llama Abengoa Teyma, hay que decirlo con todas las letras, su gerente general era el contador (Alejandro) Fynn que fue el que compareció en la Comisión Investigadora. Esta empresa nunca fue molestada, no la llamó nunca un Juez para preguntarle… Yo pregunto José Luis, si te tocan el timbre y te ofrecen un televisor 65 pulgadas por 500 pesos, después cae esa persona porque resulta que lo robó a tu vecino, ¿qué pasa contigo? Van a ver a quién se lo vendió y tú vas preso por receptación.
Pero si acá a una empresa se le regala, que ahora te voy a detallar las regalías cuáles fueron, se le regala fuera de contrato un millón de dólares, sin pasar por el Directorio de Ancap, solamente por sí y ante sí el gerente general Manuel González. Y un juez no llama a ningún Director para ver por qué se le regala un millón de dólares en base a una estratagema que hizo el gerente general Manuel González, por el cual el fiscal Luis Pacheco pide el delito de estafa.
De todos los pedidos de procesamiento, el más duro es ese porque hace con estratagemas, como dice la ley: ‘el que con engaño, estratagema, procurase un beneficio para sí o para un tercero, será condenado’...
Sin embargo, el tercero, el que recibe el beneficio, no es llamado por la Justicia. En el mundo el proceso es al revés.
Pasó con el caso Odebrecht que sacudió a todo América Latina, el proceso fue distinto porque las leyes brasileras son distintas, existe el llamado de delación previa, entonces agarran empresarios -como Teyma Bengoa- lo llevan en cana y gente de muchísimo dinero le dice: ‘mirá vos vas a pasar 20 años en la cárcel, quien tiene un patrimonio de miles de millones de dólares dice, bueno a prisión no, pero si tú colaborás con la justicia, te achicamos la pena, estás un año, después te damos prisión domiciliaria, etcétera, pero tenés que acusar a los políticos’.
Ahí saltaron todos los políticos que estaban enredados en el esquema Odebrecht.
Ahí saltó, pero el proceso fue al revés.
Acá tocan a los políticos, no tocan las empresas y las empresas siguen siendo beneficiadas por el Estado.
Acá yo en esta carpetita, tengo la vista fiscal del doctor Luis Pacheco brillante investigación que hizo, tengo que reconocerle, pero no pudo contra el sistema porque nadie le hizo lugar a sus denuncias.
El tipo descubre que hay seis modificaciones al contrato, nosotros estimamos -porque además está todo oscuro, yo pido información y no me la dan, pido información a una administración frenteamplista es lógico que no me la den, pero pido información a esta administración y no me la dan- nos reunimos con la vicepresidencia de Ancap, gracias a conocimientos personales de la Doctora, con un contador y dos abogadas, que se interesaron muchísimo en el tema. Hice un pedido de informes en base a la Ley 18.281y le digo averigüen ustedes esto que yo estoy preguntando.
Mucho interés, un contador y dos abogados, pasan los meses y nada.

 

JLV: Lo que pasa que el objetivo cuando se crearon ese tipo de empresas públicas bajo el Derecho privado, el objetivo era justamente ese -me parece- que no se pudiera investigar muy fácilmente, evitar los controles del Tribunal de Cuentas, evitar los controles parlamentarios.

AC: Sí, ese es el objetivo, el argumento era para “ser más ágil”, saltear la burocracia estatal.
Sin embargo… No me voy  a meter en ese terreno y más estando la doctora Dávila aquí, hay suficiente jurisprudencia que en todas las denuncias que presentaron los partidos políticos y presentan, es sobre que le corresponden los mismos controles que a las empresas públicas.
Es más, el fallo del fiscal Reyes, creo que es Carlos Reyes, que se supone que es la parte acusatoria, cuando nosotros fuimos enjuiciados en el Penal 2º por el juez Pedro Salazar, te repito; el fallo del fiscal dice -es de antología- “las personas que manejan dineros públicos aún bajo el derecho privado, antes que enojarse con los ciudadanos, textual, antes que enojarse con los ciudadanos que le piden explicaciones, tiene que responderles y darles las explicaciones que corresponda, como mandante de los ciudadanos y como persona que maneja dineros públicos”.
Acá tengo la vista fiscal del doctor Luis Pacheco de la mega causa Ancap, la denuncia nuestra de sobre facturación y direccionamiento, “no se pudieron probar”, dice y agrega: “pero hay otros elementos” y aparecen las seis adendas o acuerdos modificatorios.
¿Qué son los acuerdos modificatorios?
Tenemos seis de los cuales en la vista fiscal aparecen cuatro, quiere decir que esto que yo te voy a relatar puede ser mucho peor todavía, pero hay dos que no sé cuáles son.
En el primer acuerdo modificatorio, Alur se compromete a entregarle un premio por rendimiento de 400 mil dólares, “por una mayor eficiencia de la tasa de conversión de litro de etanol”. Y se lo pagan. Sin embargo, cuando es la recesión de la obra -o sea que se entrega la obra- por lo que por eso fue procesado o pidió el procesamiento a Manuel González, al ingeniero Manuel González; resulta que de acuerdo al contrato, no cumplía con las estipulaciones del contrato, en cuanto a precisamente esto, a la tasa de rendimiento, no llegaba a los valores de producción, por lo tanto dice el fiscal Pacheco que la obra no tendría que haber sido recibida, la reciben fuera de plazo, sin cumplir los estándares y le dan un premio de un millón de dólares por entregarla antes del plazo.
Dice el doctor Luis Pacheco que en lugar de pagarle un millón de dólares, tendrían que haberle cobrado 11 millones de dólares de multas de acuerdo al contrato.
Acá le regalan 400 mil dólares.
Segundo acuerdo, no sabemos cuál es.
Tercer acuerdo modificatorio, le cambian el valor de la energía que le cobran, no estaba en el contrato eso, y el fiscal estima que eso le cuesta a Alur un millón de dólares por año, no sé durante cuántos años, no sé si lo siguen pagando, no sé si eso le sigue costando a Alur. No sabemos nada de nada.
Cuarto acuerdo modificatorio, resulta -lo dice textual el fiscal Pacheco- Alur reconoce que como la contratista había logrado un buen desempeño en la construcción de la planta, que además no hay un buen desempeño, sabés que le piden procesamiento porque la recibe cuando no cumple los estándares. Se hace partícipe de los beneficios de producción. Qué beneficios no sé, a cuánto hacienden esos beneficios yo no lo sé. Entonces el propio directorio de Alur -con este cuarto acuerdo modificatorio- dice el actual Directorio de Alur: “es inconcebible que el ex gerente general de Alur después que su representada le pagó a Abengoa decenas y decenas de millones de dólares -lo dice el actual directorio de Alur- y haberle concedido todo tipo de beneficios y premios, esto está en una vista fiscal, finalmente la haya hecho partícipe de un supuesto beneficio en la producción de Alur”. ¿Qué beneficio si da pérdida? ¿Cuánto fue ese beneficio? Yo no lo sé.
Tampoco tuve mucha suerte con los Directores de la oposición, hay que decirlo, no los voy a nombrar, pero durante la administración del Frente Amplio, el Partido Nacional tenía un Director muy inteligente que le presenté el caso, lo entendió enseguida, le planteé todo esto, y no hubo interés.
Si sigo y sigo y sigo, lo curioso es que además estos acuerdos modificatorios hay un litigio internacional, poca gente lo sabe, hay un juicio. O sea Alur está siendo víctima de un juicio de esta empresa corrupta que le afanó decenas de millones de dólares, dicho por el propio Directorio y encima le está haciendo un juicio, en una Cámara de Comercio Internacional, yo busqué información es todo secreto. La Cámara de Comercio Internacional -que no sé lo que es- con sede en Suiza creo, tiene su representante en la Cámara de Comercio Uruguaya y allí me atendieron muy amablemente y me dijeron que no los participan de eso por más que sea Uruguay, no saben nada. O sea que capaz que encima le vamos a tener que pagar todavía una indemnización vaya a saber por qué.
Entonces es tan inconcebible esto, José Luis, pero no nos queremos focalizar en los políticos, a mí Sendic no me interesa, De León no me interesa, que disfruten la plata. Yo quiero que la empresa que se llevó dinero que es mío, tuyo, de Pedro, María, de Juan y José -como decía Viglietti- lo devuelva. Los elementos están, es pasible de un juicio penal y de un juicio civil, de los dos, juicio penal.
Vine un poco por ese lado, yo tengo un montón de elementos más para darte que puedo aburrir, pero es una danza de millones.
Pero lo peor es que no hay información. Yo no sé si esto es poco, es mucho, yo no sé si esto es el doble, el triple; lo estimo en 30 millones, empezás a sumar, los beneficios, las ganancias, no sé qué ganancias, no sé cuánto son, y nadie me quiere contestar.

 

JLV: Esa empresa obviamente no solo tiene la obra del Antel Arena, tiene muchas obras.

AC: Muchas obras con el Estado, entonces esto puede ser una caja de Pandora, José Luis. Empezamos a revisar esta obra que yo tengo todos los elementos, vamos a revisar el Antel Arena, que fue objeto de una interpelación, vamos a revisar todas las obras de Abengoa Teyma, y después vamos a revisar las otras, acá hay una danza de cientos de millones de dólares, vamos a tener que sacrificar al pueblo con todos los ajustes que tenemos, nos vamos a gastar 200 millones de dólares en las vacunas, tenemos que pagar seguro de paro extendido, que todo eso sale de todos nuestros bolsillos, sale de mi jubilación, sale de todos, la gente que no puede trabajar, todo eso…

 

JLV: ¿Y el paso que queda cuál es? porque si, tú me decías ahora que has hablado con decenas de personas del gobierno y de la oposición.

AC: Exactamente, te voy a contar cuál fue mi última desesperada jugada, y ahora quiero hacerlo públicamente en un medio de difusión como la 36.
Además del cambio de enfoque, porque los políticos están en la picota todos los días, los empresarios en sus casitas de lujo o en sus balnearios de lujo disfrutando.
Además si un político se lleva un millón de dólares, es porque un privado se lleva cien, vamos a entendernos. Nosotros probamos desfasajes… El Antel Arena costó 110 millones, cuando fueron a evaluarlo, cuesta la tercera parte, pero ¿dónde está esa plata?, a Ancap hubo que capitalizarla en 600 millones de dólares, pedir 250 millones de dólares de préstamo a la Cooperación Andina de Fomento, ¿y dónde está esa plata?, ¿no se averigua la ruta del dinero?

 

JLV: Tú mencionaste en esta charla, de estos pocos minutos, mencionaste el caso Odebrecht de todos los partidos. ¿Vos crees que puede haber un acuerdo común de todos?

AC: Yo no puedo hacer juicios de valor si no tengo las pruebas, yo pongo negro sobre blanco, y negro sobre blanco el objetivo es que no hay interés.
Yo no voy a acusar de que el representante blanco en el directorio del Partido Nacional que me atendió muy bien, que lo aprecio, está metido, yo no lo puedo decir, yo puedo decir que a mí no me dan la información que yo pido como ciudadano, y no la hacen pública.
Justicia es decir que los únicos que me dieron cabida fue como partido político la Unidad Popular, como medio de difusión la 36, y debo decir también en el caso, tengo que hacer un reconocimiento público a EstebanValenti, que un día le mando una carta y le digo, mirá todo esto, esto, dice, ¿puedo publicar tu carta? Sí, publicá. Después le digo ¿me das una columna para escribir?, cuando quieras, me dice, mandame. Y todo esto que yo digo acá lo publicó en Uypress.
El tema es que yo quiero que esto tenga más alcance nacional, ¿y cuál fue mi última jugada?, y ahora hago no un emplazamiento, que es muy duro, un llamado público, quiero que todo el mundo esté enterado.
¿Qué hice desesperado? Le mandé una carta al señor presiente de la República Oriental de Uruguay, doctor Luis Lacalle Pou, se la mandé, me contestan de Presidencia que la van a tramitar a través de la Secretaría, el doctor Álvaro Delgado.
Álvaro Delgado es una persona que yo aprecio mucho, porque también se interesó mucho en el tema, me llamó, me tuvo en cuenta, yo no cuestiono, ni acuso a nadie.
Yo digo objetivamente lo que está pasando.
Entonces me contestan eso, pasan los meses y nada.
Y ¿por qué le mandé una carta al señor Presidente? Y ahora se lo digo públicamente con el mayor de los respetos, doctor Lacalle Pou, mi presidente, porque es el presidente de todos los uruguayos; porque un día en una reunión me encuentro con él, antes él estaba en campaña política, antes que fuera Presidente de la República, ni siquiera sabía si iba a ser, porque fue mucho antes, y le planteo el tema, y el doctor Luis Lacalle me dice ‘conozco muy bien el tema, me acuerdo de tu caso y te digo que estoy a las órdenes, sobre este tema estoy a tus órdenes’.
Cuando sale Presidente de la República, con el mayor de los respetos de un humilde ciudadano, le mando una carta que ahora se la tramita a través del doctor Delgado, que también conoce el tema, y le dije, señor Presidente de la República, usted en tal oportunidad, además le puse hasta la foto que nos sacamos, para que recordara, en esta oportunidad que yo se la muestro con este testimonio gráfico, usted me dijo que sobre este tema que estaba a la orden.
Esta carta se la mandé hasta con la foto, entonces le digo, le pregunto señor Presidente de la República ¿usted sigue a la orden con este tema? Que además es un tema que no compete a su fuerza política, que no involucra a su fuerza política, y no le pido que lo utilice políticamente o no, yo no lo hago por política a esto, 26 de enero de 2021 esta fechada la carta. Que la voy a ser carta pública, tipo carta abierta si no tengo respuesta, porque no tengo otra. Y estoy esperando la respuesta, sé que está muy ocupado, entiendo, señor Presidente que usted tiene mucha cosa.
Sin embargo se toma tiempo para llamar por teléfono a una controladora aérea, que me parece un lindo gesto y felicitarla por la forma cómo había recibido el avión de las vacunas, perfecto.
Se toma tiempo muchas veces para escuchar a cualquier ciudadano, no se ha tomado tiempo para mi carta. Y yo la carta que ofrezco, los elementos que yo los tengo para poder llegar jurídicamente y efectivamente a recuperar 30 millones de dólares, por lo menos que me diga que es un disparate, no importa, pero que me diga algo por lo menos.
Yo acá le ofrezco de dónde sale esa cifra, cómo se recupera ese dinero, después le pongo, porque nosotros -la Doctora y yo- porque somos los únicos que estamos capacitados porque por circunstancias de la vida ya teníamos el tema hecho cuando presentamos el proyecto en el primer gobierno de Tabaré Vázquez, al señor (José) Mujica que era Ministro de Ganadería, y al señor presidente de Ancap, Daniel Martínez. Por eso, porque yo tengo los elementos.
Entonces, mi pregunta es ¿hay voluntad política de recuperar ese dinero?, ¿hay voluntad política de que los privados devuelvan la plata que se llevaron mal?
Además de esto puede ser una cascada, después de Teym aAbengoa, puede venir otra empresa, en el gobierno de Mujica hubo una empresa pesquera, que también quedó debiendo millones de dólares al Banco República…

 

JLV: Fripur.

AC: Fripur.
Y fue apadrinada por el señor Mujica siendo Presidente de la República porque le prestaba su avión particular, ese tema a mí no me interesa, son cuestiones de ellos, yo no estoy en la chiquita.
Después hubo también durante el gobierno del señor Mujica se le perdonó una deuda a un empresario de la DGI, una deuda que rondaba los 200 millones de dólares con la excusa de que a lo mejor nos hacía un juicio. ¿Estuvo bien, estuvo mal?, yo no lo sé, no hago juicios de valor.

 

JLV: No, pero en este momento el gobierno está dando muestra que le importa desde una cena o un almuerzo de 35 mil pesos y estos son  30 millones de dólares, no es poco.

AC: José Luis, a mí lo que gastó Sendic con la tarjeta corporativa no me importa, si compro calzoncillos o colchones, no me interesa, si De León gastó, si tiene un Audi de 100 mil dólares, no me importa, vamos a los números gruesos, si tiene título, no tiene título, a mí no me cambia la vida, sí me cambia la vida si yo recupero 30 millones de dólares que no van a ser para mí, nosotros los ciudadanos somos los dueños, el soberano.
Cuando yo estuve con Raúl Sendic en Penal 7º, que nos enfrentamos cara a cara, yo le digo, usted me está acusando a mí, pero yo lo acuso a usted, porque yo soy el dueño de la empresa, usted es mi gerente, usted es mi empleado, usted me representa a mí, usted tiene que cuidar mis intereses, aunque tenga una 3 millonésima parte de Ancap o de Alur. Yo creo que tiene que haber un cambio de cabeza, a la gente le parece que esa plata no es de ella y ni se inmuta, hacen un juicio contra el Estado, le sacan un millón de dólares, tranzan con esta empresa que les pagan seis millones de dólares a Transfigura por todo el tema de la intermediación financiera, a mí me duele, lo haga el Frente Amplio, lo hagan blancos, colorados, a mí me duele.
Tiene que haber un cambio de mentalidad, la sociedad civil se tiene que fortalecer, yo me hice un punteo acá de cosas que te podría hablar toda la mañana, por ejemplo, vamos a revisar todos los negocios de aquí para atrás, pero vamos a revisarlo bien.
Porque el señor vicepresidente de Ancap, doctor Diego Durán, dijo cuando asumió ‘yo quiero hacer una investigación profunda, quiero hacer auditorias, quiero llegar a todo esto’ y nosotros le dimos a sus asesores en Ancap -y tuvimos una reunión por Zoom con la Doctora- todos los elementos y estamos esperando el resultado.
¿Qué es lo que pasa que a nadie le importa? ¿No les duele?
Si lo quieren usar políticamente que lo usen, que el Partido Nacional acuse al Frente de ser ladrón, el Frente lo acuse al Partido Nacional de que se robó esto, a mí no me interesa. ¿Y a los privados qué pasa nadie los toca?
Acá tenemos las pruebas, la deja un Fiscal de la Nación, no soy yo, no es un chingolete el que saca todo esto, y bien fundado, y bien explicado, después el propio directorio actual de Alur, pero no hacen la denuncia, ¿qué pasa?, yo quiero saber qué pasa, y queremos llegar hasta las últimas consecuencias.

 

JLV: Muy bien, Alfredo Correa y doctora María del Carmen Dávila, les agradezco mucho por el tiempo, la doctora Dávila, usted tenía para

AC: Yo le pido disculpas a mi compañera que yo hablo demasiado y aparte me gana la pasión y no le di espacio, mil disculpas

 

JLV: Carmen ¿tú querías decir algo con respecto al tema?

Carmen Dávila: Solamente esto, José Luis, Unidad Popular fue el único que denunció en la mega causa de Ancap el tema de Alur. O sea que lo tenemos más que estudiado, más que leído, hemos escrito cientos y miles de palabras al respecto, yo creo que llegó el momento de que la empresa privada también sea juzgada y tenemos elementos recontra suficientes salidos de la vista del doctor Pacheco, que tengo que reconocer que es excelente.
La empresa Abengoa, dos años antes de que se llamara a la construcción de la planta, ya había ido a España, las personas que no quiero nombrar, y ya en aquel momento estoy segura que dos años antes ya estaba todo arreglado para que fueran ellos los que resultaran ganadores. Fundamento esto en que gente que realmente tenía experiencia con empresas brasileras que dejaron afuera a propósito diciendo que no tenían experiencia, que no era ese el mismo rubro, lo cual no era cierto, y al principio venía como que Abengoa podía flaquear dentro del concurso, del llamado y dentro del desarrollo del llamado, se fueron cambiando algunas condiciones para ir direccionando a que realmente Abengoa fuera el ganador como ya yo creo sin temor a equivocarme, que ya venía planeado desde hace dos años antes de que se llamara a la licitación. Entonces creo que tenemos que ponernos un poco futuristas y que no solamente los políticos sean responsables, sino que también las empresas privadas que están atrás de esos políticos, también se hagan responsables, porque hay una frase que dice siempre acá Correa, que donde hay un corrupto, hay un corruptor del otro lado, entonces me parece que es mucha plata que sale de nosotros y que puede volver a nosotros en beneficio para todos, o sea ¿cuántas vacunas se pueden comprar con esta plata?, para vacunarnos a todos dos, tres y cuatro veces.

AC: Pequeñísima acotación, José Luis, si me permitís, en el final, porque dijo una cosa muy importante la doctora Dávila.
Dijo que habían dejado afuera a una empresa -lo dice el señor De León- con la excusa de que no tiene experiencia en producción de alcohol en base a granos, sí es excelente empresa -y la destaca- en producción de alcohol en base a caña de azúcar. Es como que vos me digas que yo sé hacer vino con uva, pero no sé hacer vino con uva moscatel.
Es una estupidez tan grande, como es un tema técnico no se sabe, esa empresa se llama Dedini SA, que la dejaron afuera y quiso intervenir; esa empresa fue la que construyó todo el complejo sucro-alcoholero en Bella Unión, casi nada, pavada… Pero no tenía experiencia.

 

JLV: Muy bien, Alfredo Correa y doctora Dávila, muchísimas gracias por el tiempo y la información.

CD: Gracias a ustedes.

AC: Gracias a ustedes.