“EL CAPITAL SIGUIÓ AUMENTANDO SUS GANANCIAS PERO HUBO UNA DESINDUSTRIALIZACIÓN IMPORTANTE EN TODA LA REGIÓN”
Marcelo Gianotti del Instituto Cuesta Duarte de Paysandú, 18 de marzo de 2021.

En ‘Mañanas de Radio’ conversamos con Marcelo Gianotti, integrante del Instituto Cuesta Duarte con sede en Paysandú sobre el desempleo en el norte del país. Gianotti indicó que en los últimos 10 años bajó el nivel de inversión para la generación de empleo tanto público como privado, bajó el desarrollo industrial y productivo salvo los monocultivos, y se fue dejando de lado  industrias como la lechería. Explicó que eso repercute hoy, dejando de lado la situación de pandemia, debido a que  hace 3 o 4 años que el nivel de productividad viene decayendo, al  tiempo que el nivel de ganancia del capital sigue aumento. Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2021-03-18-marcelo-gianoti-i.-c.-duarte-paysandu

 

María de los Ángeles Balparda: Con mucho gusto estamos recibiendo a nuestro entrevistado del día que nos lleva a Paysandú, estamos recibiendo a Marcelo Gianotti, ¿estás por allí?

Marcelo Gianotti: Sí, buenos días, un gusto.

 

MAB: Bueno, Marcelo, primera vez que nos comunicamos desde acá y por supuesto que creo que los temas que vamos a tocar van a hacer que estemos conversando otras veces. Pero queremos decirle a los oyentes antes de entrar en los temas que Marcelo Gianotti fue trabajador del citrus, fue trabajador curtidor, estuvo en la organización sindical de Paysandú, hace ya 10 u 11 años encabeza el Instituto Cuesta Duarte en aquella región con sede en Paysandú pero que atiende a toda la región, desde Bella Unión hasta Mercedes, si tenemos bien la información.
Así que, Marcelo, bienvenido

MG: Muchísimas gracias, sí, es un poco eso. Nosotros habíamos tenido una entrevista en la Radio cuando en Azucitrus, en el packing donde yo trabajaba en aquel momento, hubo una intoxicación masiva.

 

MAB: ¡Mirá vos!

MG: Nosotros hicimos una campaña a nivel nacional para la aprobación del convenio 184 de la OIT junto con otros sindicatos rurales, no sólo de la región sino de todo el país. Estoy hablando de unos cuantos años atrás, nos entrevistaron a nosotros porque yo era en ese momento el secretario general del sindicato de UTRIA (Unión de Trabajadores Rurales e Industriales de Azucitrus), y además estaba en la secretaría general del plenario departamental de Paysandú.
Entonces teníamos una actividad importante y la connotación lógica de la intoxicación de, sobre todo mujeres, compañeras que trabajaban ahí en el packing por una mezcla de un producto que se hizo.
Recuerdo claramente que nos llamaron absolutamente de todos los medios montevideanos y tuvimos ahí la posibilidad de, primero, dar a conocer el problema que estábamos pasando en aquel momento y además impulsar que el Parlamento todavía no tenía aprobada la reglamentación del convenio 184 de la OIT que justamente era la aplicación sobre productos químicos, en agricultura sobre todo

 

MAB: Claro.
Ahora, te das cuenta que el tema que estás planteando, el tema de los trabajadores del citrus y de hace unos cuantos años, nos lleva directo al tema del trabajo, porque sin duda los cítricos uno los vincula en esa región del país a las fuentes laborales.
¿Cuál es la situación hoy? ¿Qué es lo que ha pasado?

MG: Bueno, realmente había un planteo desde que se instala el instituto hace 10 años en la región litoral y en la región que nombraste, que nosotros teníamos algunas preocupaciones. Una era el poco nivel de inversión que había para la generación de puestos de trabajo, tanto pública como privada, el desarrollo productivo e industrial que no se estaba dando en los departamentos de la región salvo monocultivos (soja, eucaliptus o la forestación como tal) Y se estaban dejando de lado industrias como el caso de la lechería por ejemplo que no se les estaba dando efectivamente los niveles de importancia que debería tener para generar verdaderos y genuinos puestos de trabajo.
Entonces, todo eso repercute hoy, dejando un poco de lado lo de la pandemia pero ya hace unos cuantos años, 3 o 4 años, que el nivel de productividad de la región venía decayendo pero no el nivel de ganancias del capital. O sea, eso hay que separarlo muy bien, porque el capital siguió aumentando sus ganancias pero el nivel de productividad fue bajando porque hubo una desindustrialización importante también en prácticamente toda la región, ni qué hablar en Paysandú ¿no?

 

MAB: Sí, sí

MG: Entonces, eso hoy repercute en que la situación laboral socioeconómica de los departamentos de la región sea muy compleja. Muy compleja porque hay niveles de desempleo que van más arriba del 14% en algunos departamentos, pero hay otro dato y a eso era que iba, que muchas veces los grandes números o las estadísticas lo dicen al pasar y es la informalidad que hay en la región. Hay niveles de informalidad muy grandes...

 

MAB: ¿En qué áreas de trabajo?

MG: En el área del comercio, de los servicios, en algunos casos en la gastronomía dependiendo de cada uno de los departamentos. Pero en la agricultura se está dando un nivel de informalidad importante. En el servicio doméstico se sigue manteniendo a pesar de los esfuerzos de los sindicatos de trabajadoras domésticas, se sigue con un nivel de informalidad importante que ronda en un promedio de un 30% en toda la región, que es un disparate

 

MAB: ¡Clarísimo! Que es un problema, además, nacional que se está dando, que además el trabajador sabe que está entrando en un área que no le conviene pero no tiene otra, si no es así no tiene trabajo

MG: Exactamente.
Pero además hay un desempleo estructural en la región de un 2 o 3 por ciento, ronda más o menos en eso, que ha estado ahí, no se ha movido, en algunos casos ha bajado un poco a un 1,5% porque hay algunos que se han reincorporado al sistema, pero en este caso es bastante complejo porque es desempleo estructural y se mantiene.
Y además, volviendo al tema de la informalidad, esa informalidad aporta a la economía de la región.
Entonces ahí tenemos como 2 o 3 problemas básicamente importantes y que además no le vemos un nivel de salida porque la mayoría de los gobiernos tanto progresistas o ahora que han cambiado los signos y son mucho más de derecha, esos gobiernos primero, por un lado no involucran efectivamente a la sociedad y a los trabajadores en una discusión de por dónde tiene que ir el empleo en las regiones sino que toman decisiones en algunos casos que no condicen con la realidad efectiva de lo que puede pasar en los departamentos de la región.
Entonces, hay una base productiva que no se ha movido en la región, o sea, ganadería, parte de la agricultura sobre todo soja y algo más pero eso no se ha movido, pero sabemos a lo que responden esos capitales y que básicamente no generan una cantidad importante de puestos de trabajo. Y además no hay una proyección política de decir, bueno, a qué apostamos para invertir, inversión pública por ejemplo, una de las premisas básicas que tiene el movimiento sindical es la inversión pública.
Entonces, tampoco hay una línea definida en eso de decir, bueno, el camino que tenemos que seguir es este, para atraer de repente inversiones públicas, y en todo caso inversión extranjera directa que no sea -esta es mi opinión, no es la opinión del instituto- que no sea exactamente lo mismo que ha venido sucediendo con pasteras y con soja

 

MAB: Exactamente.
Y uno piensa en esa zona del país y piensa en grandes industrias, se veía Paysandú como un polo allí hace muchos años ya a esta altura. ¿Pero cuáles serían las fuentes de trabajo más importantes que quedan allí en esa zona?

MG: Bueno, en este momento está la curtiembre que está funcionando, las citrícolas, hay dos citrícolas que son las que están funcionando, la industria láctea se terminó...

 

MAB: Pili ahí en el centro ¿no?

MG: Exacto, cerró Pili, y bueno, el instituto y los compañeros generaron una cooperativa de trabajo que hoy está intentando volver a la producción, pero bueno, con las dificultades del caso porque tampoco hay una apuesta fuerte a eso y además porque hay un monopolio bastante importante también de la cooperativa nacional. Y bueno, y poca cosa más, aquí en Paysandú en el tiempo en que estaba la cervecería donde llegaron a trabajar hasta 1.500 personas, hoy en la planta que hoy es Ambev lo que hace es el acopio de semillas y sobre todo la cebada cervecera que exportan a diferentes lugares...

 

MAB: Claro. ¿Cuánta gente trabaja ahí?

MG: Hay 110 trabajadores. Antes, en época de zafra había 1.500 trabajadores, hoy al cerrar la cervecería y otras áreas de ahí quedan nada más que 110 trabajadores.
Y después hay áreas de servicio, de gastronomía, de comercio como se vino impulsando también desde muchísimo tiempo, hay partes de tecnología y servicios anexados a la tecnología. La Universidad, por lo menos hasta el 2019, antes de la pandemia generó la posibilidad de que muchos jóvenes vinieran a estudiar con la capacidad locativa que tuvo, pero bueno, hoy ya un poco eso también se cortó porque la mayoría de las clases son a través de las plataformas virtuales, pero poca cosa más. No hay un desarrollo específico y que genere infraestructura en cuanto a la industria.
Y a veces algunos compañeros de la izquierda o del progresismo también dicen, bueno aquel Paysandú que estaba ya se terminó, y a veces vemos alguna contradicción en algunos discursos cuando nosotros desde el movimiento sindical lo que queremos es compras públicas, por ejemplo. Una de las propuestas que se le hizo al Poder Ejecutivo fueron las compras públicas.
Para las compras públicas hay que tener infraestructura nacional que produzca en la localidad. Hoy no tenemos una textil, está por venir acá a la ex planta de Paylana una textil muy chica...

MAB: O sea que si te dicen que sí, tenés que ir a buscar cómo lo hacés

MG: Exacto

MAB: Digo porque hace poco justamente hubo una reunión del PIT-CNT con el Presidente de la República y le hicieron esta propuesta y después hubo una respuesta positiva según trasladó Marcelo Abdala, que hubo una respuesta afirmativa por parte del gobierno

MG: Claro, yo creo que también, como dicen ahí en Montevideo, el interior es una cosa diferente. Y al norte del Río Negro es más diferente todavía, porque al sur del Río Negro han llegado inversiones extranjeras directas que no han hecho eco al norte del Río Negro. Entonces hay como una división también, una división hasta estructural del país, y que bueno, somos dos regiones, vivimos en un mismo país pero vamos a tener alguna cosa que esté mucho más cerca del centralismo montevideano y no que tengamos que ir hasta Bella Unión a plantar cañas, por ejemplo, por trasladar esa producción de la caña.
Entonces, yo creo que también ahí hay una apuesta fuerte a la centralidad y no a la descentralización efectiva de la producción del país. Me parece que en ese sentido creo que habría que apostar más a la creación de esa producción nacional si efectivamente queremos llevar adelante las compras públicas
Por lo menos es mi opinión, me parece que la apuesta tendría que ser un poco más fuerte y más firme. Y creo que no alcanza con el Fondo de Desarrollo, me parece que hay que generar otras cosas porque además, y esto hablando en plata, andan créditos en la vuelta de organismos internacionales que pueden llegar a potenciar producción nacional. Aparte si lo visualizamos con una cabeza nacional ¿no?
Y no estoy diciendo con esto que hay que nacionalizar todo, pero me parece que hay una buena parte que sí tendríamos que buscar efectivamente nacionalizar, buscar una estrategia de que esas compras públicas sean a pequeños y medianos productores y no a las grandes cadenas, sobre todo en la agricultura.
Yo soy insistente con el control de precios, ahora va a ser medio imposible pero me parece que hay que buscar una manera de controlar precios para que los intermediarios no se lleven la parte del león. Creo que hay un montón de situaciones para potenciar que pueden llegar a potenciar el trabajo en las regiones, no sólo en la región litoral en la que estamos sino...

MAB: En las regiones del país, claro

MG: Sí, creo que sí.
Pero volviendo un poco a la pregunta, hoy Paysandú está bastante maltrecho, venido a menos, sin industrias, pocos servicios, ya el comercio empezó a sentir la baja de la demanda y del consumo y eso va a traer aparejado otras cosas. Estamos entrando en el otoño con una situación, hoy temprano miraba el mapa ese que nos pintan y veía ya a Paysandú en un color rojo, y bueno, eso también va a condicionar mucho la marcha de sobre todo las economías menores, las pequeñas y medianas empresas

MAB: Sin duda.
Ahora, en este panorama que estás pintando, que además uno se tienta a quedarse, hay muchos capítulos abiertos ahí que seguramente en próximos encuentros podemos entrar, incluso cómo todo esto influye en la organización sindical porque necesariamente influye esa inestabilidad y precariedad en el trabajo en los sindicatos obviamente.
Pero encima de todo eso está, por ejemplo, la realidad que plantea la Ley de Urgente Consideración (LUC) que hay que enfrentarla en medio de estas condiciones

MG: Sí, sin duda. A mí me hubiese gustado ir por toda la ley ¿no?

MAB: Sí

MG: Pero bueno, está, soy unitario y lo que definió el movimiento sindical, más allá de que no me guste, tengo que ir por los 135 artículos

MAB: Claro

MG: Digo para aclararlo también, me parece de orden aclararlo

MAB: Sí, claro

MG: Yo creo que eso condiciona un poco también la marcha de la campaña en la recolección de firmas, porque además tenemos otros problemas, no solamente tenemos que juntar las firmas sino que tenemos que convencer que la gente después vaya a votar

MAB: ¿Y cómo está el ambiente en ese sentido?

MG: No, acá la Intersocial de Paysandú ha hecho un trabajo bastante interesante en la recolección de firmas porque quienes componen la intersocial han salido, a pesar de las restricciones, a buscar esa firma de los vecinos, han instalado puestos en las plazas, se ha mostrado un interés de la gente, además la gente que estaba convencida de ir a firmar. Pero ahora queda la otra tarea, esa de empezar a salir casa por casa con las limitantes de las aglomeraciones, de que la policía tiene un poder extremo hoy y que puede accionar cualquier cosa, que la LUC le da la potestad, entonces, yo creo que eso también va a ser un despliegue, o tiene que ser un despliegue inteligente del movimiento sindical para lograr las firmas necesarias.
Y después lo otro, logradas las firmas, que si me lo preguntan hoy 18 de marzo, yo creo que se llega a las firmas, capaz que no lo estoy diciendo muy convencido pero me parece que sí, que se llega a las firmas. Después está la otra tarea ¿no?

 

MAB: Sí, cuando hay que ir a votar

MG: ¡Claro! Pero además, toda esa campaña que la derecha va a jugar muy y mucho a favor de que se mantenga la LUC, porque además tiene todos los medios de comunicación poderosos de este país que les sirven permanentemente.
Entonces yo creo que ahí también vamos a tener que buscar la inteligencia de todas las organizaciones sociales, no sólo del movimiento sindical, y de aquellos medios que nos prestan su micrófono para que digamos estas cosas

 

MAB: Ahí va.
Ahora, encima de todo, y te juro que no busco complicaciones, pero encima aparece la reforma de la Seguridad Social...

MG: También...

 

MAB: Que está totalmente silenciada en los medios de comunicación. O sea, si vos estás interesado buscás la página donde está el grupo de expertos para ver qué dijeron, pero no es un tema, no está como tema ¿no?

MG: No, claro. Yo creo que tampoco en la LUC, trataron de silenciarla...

 

MAB: Es verdad

MG: Para que no se supiera qué era lo que se estaba votando, qué era lo que se estaba proponiendo. Yo creo que hay una conformidad extrema de la gente, y no estoy haciendo lo mismo que hace el gobierno que nos echa la culpa de todo pero me parece que la gente está muy quieta, muy cómoda, no hay una respuesta efectiva de la gente saliendo a la calle. Salvo movilizaciones puntuales que se han hecho pero no hay una repuesta, nadie grita en la calle "¡No quiero la LUC!", o sea, el común de la gente

 

MAB: Exactamente

MG: Y con la Seguridad Social pasa exactamente lo mismo

 

MAB: Ustedes jugaron allí un papel importante, digo por repercusiones que hemos tenido acá, que nos mencionan la actividad de Paysandú, hubo una movida interesante allí a partir de la iniciativa de la Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social (ATSS)

MG: Sí, nosotros lo que hicimos fue esa vinculación permanente que hace el instituto para tratar de inclusive llegar a algunos lugares del interior de los departamentos por el mismo vínculo que hemos generado en todos estos años. Y bueno, y de allanar el camino de la información, porque nos parece importantísimo que se informe a la población sobre lo que está ocurriendo con la Seguridad Social o lo que puede llegar a ocurrir con la Seguridad Social en nuestro país.
Seguridad Social que nos comprende absolutamente a todos los habitantes de este país, nadie está por fuera de la Seguridad Social. Yo creo que es una cuestión realmente fundamental y que hay que ponerla en discusión a todo nivel.
Y bueno, y si nosotros en ese sentido podemos ayudar a que en Soto, en pueblo Belén en Salto, en Baltasar Brum o en Ferrapos en Río Negro, que la gente conozca qué es lo que está tratando de hacer la Comisión de Expertos con la Seguridad Social y el gobierno para darle información...

 

MAB: Eso es fundamental sí

MG: Nos parece muy importante.
Bueno, y en ese sentido fue que le propusimos a los compañeros de la ATSS el vínculo, y bueno, utilizar los canales que tiene el regional del Cuesta para llegar a aquellos lugares con la información necesaria

 

MAB: Claro, es bien importante. Me imagino lo que será hoy sentarse frente a un papel o ante una computadora para escribir de qué hablar con los trabajadores en los cursos que ustedes hacen, son de investigación y de formación a los trabajadores de esta época. Estos temas me imagino están allí requiriendo cancha

MG: Sin duda, nosotros permanente y sistemáticamente estamos adecuando los talleres a la realidad que nosotros estamos viviendo en la región. Además un poco yo lo decía al principio, con hasta la composición diferente de producción, de sociedad, económica y hasta cultural que tienen cada uno de los departamentos de la región.
A ver, para poner un ejemplo, nosotros les dijimos a los trabajadores de Río Negro que el departamento como tal es el que más aporta al Producto Interno Bruto (PIB) del país pero la desocupación está en un 18% y el nivel de informalidad en un 32%.
Entonces, hay algunos trabajadores que recién entran a las direcciones o se afilian a los sindicatos y nos preguntan, ¿pero esto por qué pasa? Porque tienen una planta de celulosa que es la que hace ese aporte, pero ustedes no lo ven

 

MAB: Sí, claro, sirve para hacer los papeles pero no se ve en la vida después de la gente, es clarísimo

MG: Exacto, pero es esa contradicción que nosotros queremos plantearle a los compañeros para que además den la pelea para mejorar ese lugar de trabajo en el que están o tratar de generar las condiciones para mejorar hasta en la organización y la negociación que puedan llegar a tener con los diferentes patrones

 

MAB: Muy bien

MG: Creo que nosotros adecuamos un poco eso, y bueno, después con los cambios políticos que se dieron, no sólo a nivel nacional sino en cada uno de los departamentos también ¿no?

 

MAB: Sí, sí.
Marcelo, nosotros por hoy estaríamos dejando por acá, pero si te parece podemos establecer vínculo un poco más cercanos en el tiempo y poder entrar en estos grandes capítulos que dejamos abiertos

MG: Cómo no...

 

MAB: Hoy quedan abiertos, pero poder seguir conociendo más además la realidad actual del Uruguay, sino hablamos sin saber

MG: Cómo no, además por departamento podemos ir tirando algunos datos, no hay problema en eso, la comunicación con nosotros, no tenemos problema en eso

MAB: Muy bien, muy bien

MG: Un gusto y muchas gracias por tener en cuenta a los trabajadores y a las organizaciones sociales del interior

MAB: Bueno, gracias por tu participación y hasta la próxima

MG: Un abrazo, que pasen muy bien

MAB: Marcelo Gianotti desde Paysandú.