“ESTAMOS DE ACUERDO CON LOS ACUERDOS, PERO SE TIENE QUE TENER EN CUENTA A LOS TRABAJADORES”
Contacto con el dirigente de los trabajadores de la terminal portuaria, Álvaro Reinaldo, 15 de marzo de 2021

A raíz del acuerdo que negoció el gobierno con Katoen Natie –que consiste en que la empresa belga deje sin efecto el juicio millonario contra Uruguay por 1.500 millones de dólares e invierta 450 millones de dólares en la terminal de contenedores a cambio de extenderle la concesión hasta 2081- contactamos con Álvaro Reinaldo, Coordinador de Operadores y Terminales en Montevideo y dirigente  sindical de los trabajadores de la terminal portuaria; para informarnos de los alcances de dicho acuerdo. Reinaldo recordó que la empresa se instaló en el 2001 en el país, con una promesa de potenciar al puerto de Montevideo como el más productivo de la región y dijo que, los primeros años todo apuntaba a eso pero a partir del 2013 fue lo contrario con una caída en el servicio, la producción y la precarización de las relaciones laborales. Incluso no es la primera vez que amenaza con juicios al Estado, sostuvo. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2021-03-15-alvaro-reinaldo-trabajador-pct

Angeles Balparda: Vamos a hablar de uno de los temas pesados que hemos tenido en las últimas semanas que es este acuerdo que el otro día se anunció por parte del gobierno con la empresa Katoen Natie, que está allí en el puerto como si fuera su casa. La comunicación es con Álvaro Reinaldo, Coordinador de Operadores y Terminales en Montevideo; es dirigente sindical de los trabajadores de la terminal portuaria de contenedores.
Buenos días, Álvaro.

Álvaro Reinaldo: Buenos días a ustedes, a la audiencia y gracias a ustedes por el espacio.

 

MAB: ¿Es así como uno lo ve desde afuera? Que es una empresa muy poderosa, con presencia en el mundo entero y que pareciera que ha presionado con efecto porque ha conseguido un acuerdo a 50 años.

AR: Sí, es verdad. Es una empresa con mucho potencial a nivel del mundo ya que tiene presencia en más de 30 países hoy en día. Se instaló en el 2001 con una promesa de potenciar al puerto de Montevideo como el más productivo de toda la región, lo cual en los primeros años de su concesión todo apuntaba a eso, pero luego del 2013 en adelante empezó todo lo contrario, una caída en el servicio, en la producción, con un montón de detalles que algunos son conocidos y que no es la primera vez que le hace una amenaza de juicio al Estado. Había anunciado hace poco la venta de sus acciones lo que tampoco tuvo mucha repercusión. Incluso en 2015 dijo que prefería irse a Brasil y abandonar el puerto de Montevideo.

 

MAB: Si, decía que no le daban los números y ahora de golpe habla de 400 millones de dólares de inversión. ¿Cómo analizan ustedes sobre esto? Porque es lo que se expone como mascarón de proa el decir que son 400 millones de dólares de inversión en el puerto.

AR: Sin dudas que los números llaman un poco la atención. Todos sabíamos que se estaba negociando una nueva extensión porque ese reclamo de la empresa ya viene desde hace varios años atrás  de querer extender su concesión que vence ahora en 2031. Pero este resultado final sorprendió mucho, primero porque nosotros hace tiempo que venimos insistiendo en que ese acuerdo debería contener un capítulo que incluya relaciones laborales, que no sea sólo que la empresa haga lo que quiera en realidad por así decirlo con sus trabajadores -que es lo que viene haciendo últimamente-; sino por lo menos contemplar un poquito que si va a estar tanto tiempo en el país como para que la empresa pueda manejarse con convenios colectivos y tener un buen relacionamiento.

 

MAB: Ustedes han hablando de rebaja salarial, ¿esto se consumó?

AR: Exactamente. En las nuevas contrataciones la empresa ya no estaba abonando los tickets de alimentación, que abona al resto de su personal activo.

 

MAB: ¿Esto no tiene vuelta atrás entonces?

AR: Es un hecho.

 

MAB: La empresa, por lo que hemos escuchado, no tiene volumen de trabajo que tenía hace tiempo. ¿Cómo valoran esto?

AR: Es algo que no se entiende, porque en realidad no es que no haya trabajo en la región porque nuestro competidor más inmediato -que es Montecon (la otra empresa que opera en los muelles públicos)- tiene más trabajo que nosotros. Y esta empresa cuando cerró en diciembre de 2020, era el tercer año consecutivo que no cumplía con lo prometido en la concesión actual, que tiene vigente.

 

MAB: Uno siente como que Katoen Natie Terminal TCP (Terminal Cuenca del Plata) fuera el dueño del puerto, en el negocio de los contenedores.

AR: Esa concesión que tienen, que es un predio limitado o sea, exclusivo para ellos; es una realidad, es muy difícil el acceso a la terminal para poder pedir inspecciones, para poder pedir un control, se maneja todo muy a puertas cerradas, sólo los medios de prensa que la empresa permite entrar cada vez que hace publicidad, pero después es complejo todo.

 

MAB: Ellos han planteado incluso que se haga innovación en el puerto, ahora, los beneficios en todo caso no son para el Puerto sino que son para la empresa.

AR: Es que todavía, hasta que no sepamos mucho -porque el hermetismo sigue todavía, porque se anunció la concesión pero el contenido de eso no está a la vista aún- de la prensa calculo yo  porque sino algo hubiesen dicho. Uno cuando habla de 450 millones es una inversión importante pero si la dividimos hasta el 2081 que es hasta cuando la empresa tiene la concesión, ya después la inversión no es tan así. Son 60 años que quedan por delante.

 

MAB: El secretismo fue la característica, ¿ustedes buscaron tener más información, qué puertas golpearon para saber de qué se trata esto?

AR: Una vez que se anunció el contrato, se le pidió reunión a Luis Alberto Heber, como Ministro de Transporte y Obras Públicas más de una vez, en una se concretó y se le manifestó entre otros temas importantes -como el de UPM-; el tema de TCP (Terminal Cuenca del Plata) que ya se sabía que se estaba negociando una extensión de la concesión, se le pidió participación del sindicato o por lo menos que contuviera un capítulo de relaciones laborales. También a Juan Curbelo, como Presidente de la ANP (Administración Nacional de Puertos) en más de una ocasión se les ha pedido eso y se nos ha contestado lo mismo: que era una negociación privada, con un cierto hermetismo, que estaba vinculado a la Presidencia de la República.

 

MAB: ¿Montecon cómo quedó en el Puerto con todo esto? Ha habido momentos a los largo de estos años en que ha habido enfrentamientos grandes.

AR: Esa es una interrogante también que nos hacemos todos, más que nada como representante del sindicato debo velar por los 400 trabajadores que tiene Montecon directos y quizás unos 700 indirectos que están a la espera de qué es lo que va a pasar;  porque mucho se rumorea por ahí pero oficialmente no hay comunicado ninguno a ver qué tan perjudicada se va a ver Montecon, si peligra su cierre o se tiene que re adecuar, es una gran incertidumbre que no es menor.

 

MAB: No es por dar ideas pero uno se imagina que pueden tomar hasta el mismo camino y presionar, porque Katoen Natie lo que hizo fue presionar.

AR: Sin dudas que a Montecon se le ha ofrecido trabajo y de hecho Montecon ha invertido en maquinaria que ha traído grúas de última generación también y no hace mucho trajo las últimas, ahora está terminando de armar algunas; así que en realidad claramente hay perjuicios pero bueno, las guerras comerciales entre empresas es una cosa, pero lo que nosotros tenemos que velar y mirar con mucho cuidado son las fuentes de trabajo.

 

MAB: ¿De cuántos trabajadores estamos hablando en cada una?

AR: Es muy similar el número. En Montecon hay unos 400 trabajadores efectivos y quizás unos 200 más indirectos en cuanto a camioneros y cosas así. Y en TCP son 370 los efectivos más o menos, y quizás unos 200 los indirectos.
El tema es que TCP está contratando gente eventual, no los contrata con jornales asegurados, de hecho hay una ley de hace un par de años que obliga a las empresas que movilizan contenedores, como perfectamente entran TCP y Montecon, a que mínimamente 13 jornales tienen que tener los trabajadores. Después para el resto de las actividades hay una escala de jornales asegurados que va de 5 y 9 también, pero TCP ni siquiera está cumpliendo esa ley de jornales asegurados y las últimas contrataciones son eventuales, que significa estar en tu casa sentado esperando que te llamen a trabajar.

 

MAB: Son condiciones de trabajo lamentables.

AR: E incluso el trabajador que hace 13 jornales estamos hablando de que es la mitad del mes, la otra mitad del mes está sentado esperando que lo llamen a trabajar, que no te da la posibilidad ni siquiera de tener otro trabajo porque a vos no te dicen los días que vas a trabajar, son las convocatorias.
Encima están contratando con menores condiciones de trabajo, que no le dan un turno fijo, no tienen domingo ni día libre, como lo tienen  los otros trabajadores y cobrando un poco menos.

 

MAB: No sé cuánto se puede confiar en los anuncios, pero hablan de transformar al Puerto de Montevideo en el hub más importante del tráfico de contenedores en el ecosistema portuario del Conosur, dicen que van a construir una segunda playa de contendedores de 22 hectáreas que las van a sumar a lo que ya tienen. Son planes que nosotros los uruguayos miraremos de afuera como construyen ellos su puerto.

AR: Es tal cual. Esa misma promesa de convertir a Montevideo en un Puerto hub  viene ya desde el 2001.

 

MAB: Por las dudas aclaremos, ¿qué es un Puerto hub?

AR: El Puerto hub quiere decir que es el Puerto que mueve más volumen dentro de Montevideo donde las navieras prefieren ese puerto por la logística, por su rendimiento, por la capacidad de trabajo que tienen; es el que transmite la mayor economía para las navieras y es el lugar preferido para hacer sus negocios.
De eso depende nosotros de tratar de robarle trabajo a Argentina, poder robarle algún trabajo a los puertos de Brasil que bastante saturados están, un poco implica eso. Tratar de estar con infraestructura, maquinaria, personal profesional, para poder ejercer las tareas de primer nivel.

 

MAB: ¿De eso se ocupa la empresa?

AR: De eso se ocupa la empresa pero en realidad también por algo la empresa trajo las cuatro grúas pórtico que también son modernas en Latinoamérica, pero después en el volumen de trabajo no se ha visto reflejado. Lo cual para nosotros es complejo pero todo eso no quiere decir que sea malo, al trabajador le sirve que venga una empresa, invierta, que traiga maquinaria, que traiga trabajo porque es bienestar para todo el mundo, para la empresa y para los trabajadores. Sólo que no se está viendo reflejado.

 

MAB: Pero aclaran que “con esto vamos a empezar apenas estén refrendados los acuerdos”; así nomás.

AR: Eso es así. He escuchado también -entrelineas porque oficialmente no hay nada- pero sí, he escuchado que las obras comenzarían en lo inmediato una vez que esté finalizado el acuerdo. Si bien la Presidencia lo anunció todavía quedan algunos pasos, formalidades por así decirlo, para concretarse.

 

MAB: Además plantean que van a quedar con una capacidad de operar cuatro barcos porta contenedores en forma simultánea. ¿Esa necesidad existe en el puerto de Montevideo ahora?

AR: Tendríamos que acaparar todo el trabajo que está hoy en día y creo que ni así. En algún día puntual si se podría dar, por ejemplo. Pero te cuento que hoy en día TCP tiene tres o cuatro barcos grandes por semana.

 

MAB: No es una necesidad que estén esperando los barcos en este momento en el puerto.

AR: No. Sin dudas que no. Nosotros estaremos trabajando a un 40% de la capacidad de la terminal.

 

MAB: Porque ellos atan el acuerdo y después empiezan a hacer estas cosas porque “así se incrementan los puestos de trabajo”.

AR: Exacto.
La propuesta viene de la mano que en cinco, seis años, estaría hecha toda esta inversión que la empresa anuncia y no sé si duplicarían, pero a 700 trabajadores llegaría, el tema que nos preocupa a nosotros es en condiciones tienen a esos trabajadores porque si ya en la actualidad vemos que están desregularizando la actividad, esa es la parte que preocupa.

 

MAB: ¿Ustedes como sindicato qué tienen planteado, qué movidas van a hacer?

AR: Nosotros en principio vamos a tratar de hacer contacto con los que ya hicimos, como con el Ministro de Transporte, con Curbelo -el Presidente de la ANP-, con legisladores también; porque también tenemos entendido que el ministro Heber va a ir a dar explicaciones o a contar un poco al Parlamento de este acuerdo, lo que se ha visto un poco atrasado por el tema del Covid-19. Se trata de hablar con legisladores para darles la información que nosotros tenemos y las inquietudes que tenemos transmitírselas a los legisladores para que ellos puedan preguntar de primera mano con la  información para hacer las preguntas correctas y librarnos de montón de interrogantes.

 

MAB: Muy bien Álvaro, ¿queda algo más para agregar?

AR: No, agradecerles a ustedes por el contacto. Y reiterar que como sindicato decir que estamos de acuerdo con ese tipo de inversiones, con los acuerdos, pero pedir que se tenga en cuenta a los trabajadores porque son los que tienen la información del día a día, de la realidad de lo que sucede dentro de las empresas; y que no es un capricho cuando el sindicato pide estar en las mesas de negociación, sino porque tienen información  que de repente otros actores no la tienen. No quiere decir que se haga lo que nosotros decimos, pero sí que se nos tenga en cuenta con la información que tenemos.
Creo que esto es un fiel reflejo de que hay mucha gente que no sabe lo que está sucediendo dentro de TCP.

 

MAB: Bien, te agradecemos mucho por este tiempo y quedamos a las órdenes.

AR: Digo lo mismo, a las órdenes y muchísimas gracias por el espacio.