“MIENTRAS NO SE CAMBIE ESTA POLÍTICA, LA MORTANDAD PERMANECERÁ DANTESCA AQUÍ EN BRASIL”
Contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr. (Brasil), 18 de marzo de 2021.

“Entramos en el cuarto Ministro de Salud en un año pero no cambió la política”, dijo desde San Pablo, Brasil, el economista y analista política Plinio Arruda Samapio Jr en su contacto semanal con CX36. Precisó que “la política es mantener la pandemia en la población porque esto genera una situación de excepción que desmoviliza a los trabajadores y permite una agresiva ofensiva de reformas liberales”. En ese sentido subrayó que esta “es una política deliberada del gobierno” porque “las medidas que hay que hacer para combatir el coronavirus toda la población lo sabe aquí en Brasil, como lo sabe ahí en Uruguay, es interrumpir la circulación del virus. Esto es lo básico, más que la vacuna, pero esto no se hace por política deliberada”, reiteró. Transcribimos la nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2021-03-18-plinio-arruda-sampaio-jr-brasil

Hernán Salina: El gusto de recibir a nuestro hombre en el Estado de San Pablo, desde Campiñas, a Plínio de Arruda Sampaio Jr. ¿Plínio, cómo estás? Bienvenido.

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Buenas tardes Hernán, siempre un gran gusto hablar con Montevideo los jueves al mediodía.

 

HS: Bueno, Plínio, nos gustaría hablar de temas más gratos, por supuesto, pero no hay forma de eludir el panorama preocupante de crecimiento de muertes allí a nivel nacional de Brasil. ¿Qué decir que no hayamos dicho ya?

PASJ: Bueno, la situación aquí de la crisis sanitaria, como deben estar escuchando en la gran prensa ahí en Uruguay es realmente trágica, porque hay un colapso generalizado de los hospitales públicos y privados. Ayer por primera vez desde el primer inicio de la pandemia la gente empezó a morir por falta de hospital en la ciudad de San Pablo que es inmensa, entonces si esto empieza es muy difícil frenarlo. Las curvas de la infección y de las muertes son todas ascendentes, o sea no estamos en una situación mala pero mejorando, estamos en una situación mala y empeorando. Y caminamos, en esta semana de ahora en adelante, en una semana tendremos más de 300 mil muertos oficiales, en realidad se estima que la cantidad de muertos sea por lo menos 50% mayor, o sea, caminamos para una cifra de más o menos 420 a 430 mil muertos.
El Presidente cambió al Ministro, entonces ahora entramos en el cuarto Ministro de Salud en un año pero no cambió la política. La política es mantener la pandemia en la población porque esto genera una situación de excepción que desmoviliza a los trabajadores y permite una agresiva ofensiva de reformas liberales.
Esta es una política deliberada del gobierno, las medidas que hay que hacer para combatir el coronavirus, toda la población lo sabe aquí en Brasil como lo sabe ahí en Uruguay, es interrumpir la circulación del virus. Esto es lo básico, más que la vacuna, pero esto no se hace por política deliberada.
No es sólo un problema de Bolsonaro, Bolsonaro es la dosis máxima del veneno pero es una política de la burguesía brasileña. Mientras no se cambie esta política la mortandad permanecerá dantesca aquí en Brasil

 

HS: Hay como un colapso, dentro de los indicadores, o por lo menos en buena parte de los hospitales de las áreas de tratamiento intensivo.

PASJ: Total, la gente empezó a morir porque ya no tenía lugar en el hospital. No hay lechos de unidad intensiva, faltan respiradores y ahora falta hasta lugar en el hospital para que el paciente no muera en la calle, para que muera en el hospital.
En Pernambuco ya hay escenas de la gente una sobre la otra en la calle porque no hay donde dejar a los muertos

 

HS: Claro.
Vos decías, es una cuestión de sistema, de la burguesía, pero el cambio de ministro, el hecho de que sea un ministro médico, cardiólogo, ha hecho algunas declaraciones, se ha mostrado con el tapabocas, puede haber algún ajuste. Incluso se habla de que podría haber un cambio de estrategia de Bolsonaro ya por un cálculo político electoral, Plínio

PASJ: Es posible, Hernán, hay que ver, sí es posible, yo creo que la burguesía cambió de posición y está muy espantada, sobre todo porque no hay hospitales ni para los ricos. El otro día en Youtube un médico desesperado dijo, mira, quiero prevenir a la gente rica, no hay hospital no importa la plata que tengan, no hay más hospital. Entonces esto asustó mucho al piso superior de la sociedad brasileña, digamos.
Yo creo que sí algún cambio habrá pero no se sabe la profundidad que tendrá. Las primeras declaraciones del ministro de Salud nuevo son muy malas, porque él dijo, mira el problema es que la política no es del ministro, es del presidente, depende del cambio en el presidente.
La base política militar y la base política fisiológica de Bolsonaro lo presionan para una política un poco mejor, porque el desgaste es inmenso. Salieron ahora nuevas encuestas de opinión pública y Bolsonaro tiene más o menos 60% de desaprobación, y esto es un aumento grande, es el peor índice que se registró de Bolsonaro. Y la principal causa es la crisis sanitaria.
Entonces, yo creo que sí, algún cambio habrá, pero de cualquier manera lo que es claro es que la burguesía no tiene la voluntad política de hacer la vacunación rápida y resolver el problema. Entonces la conclusión que se saca es que de manera intencional o no, el hecho es que la burguesía brasileña deja la pandemia correr suelta

 

HS: Ahora esto, se podrá decir que es un país inmenso pero la misma dimensión hace más grave el problema, puede llevar a un costo político muy fuerte para ese poder, para esa clase también, Plínio.

PASJ: Sin duda que sí, Hernán, el otro día me sorprendió un artículo del FMI sobre pandemia y crisis social.
Es un trabajo empírico, típico de los técnicos del FMI donde hacen una correlación entre crisis de pandemia e insurrecciones sociales en varios países y en varios momentos del mundo. Y no hay duda alguna que esta crisis inmensa va a resultar más adelante en algún tipo de convulsión social muy, muy profunda, no hay duda.
Pero yo creo que el cálculo que hacen es, correremos el riesgo, porque esta es una burguesía aventurera, ya sin ningún nexo moral con el pueblo y mucho menos todavía con los intereses estratégicos de la nación.
Entonces yo creo que ellos caminan por ahí. Ahora a lo mejor veremos, lo acompañaremos aquí en Radio Centenario, hay un pequeño retroceso. Pero de cualquier manera el daño ya es terrible y aunque se haga lockdown ahora, hasta que la curva descienda tendremos muchas fatalidades aquí

 

HS: Estamos en el entorno de los 3 mil muertos por día, estaba mirando en la prensa brasileña también, Plínio

PASJ: Sí, caminamos para el record de 3 mil, sin duda, y los epidemiólogos dicen que si no se interrumpe esto brevemente llegaremos a 4 mil muertos por día.
Para que tengan una idea, Brasil tiene más o menos 2,7% de la población mundial y 27% de los muertos diarios por Covid, si no me engaño en esta información que la voy a tratar de chequear para no dar información equivocada para los hermanos uruguayos

 

HS: Sí, mientras tanto yo te digo también que lo que veo de datos es que tiene 24 Estados con una ocupación de los sectores de tratamiento intensivos, de los CTI decimos nosotros, con más del 80%

PASJ: Para que tengan una idea, la región de San Pablo tiene más o menos 20 millones de habitantes y ya no hay ningún lecho de unidad intensiva de tratamiento. O sea, la situación aquí realmente es de un colapso completo de la salud pública.
No es sorpresa, esto fue prevenido, los epidemiólogos están desesperados, hacen súplicas muy dramáticas pero las autoridades dejan la cosa correr

 

HS: Claro.
¿Y alguien está proponiendo? ¿Cuáles serían las propuestas concretas además de vacunar? ¿Alguien plantea, por ejemplo, porque usan mucho el término lockdown de cuarentena, de encierro, alguien propone eso?

PASJ: Esto sí, en el caso de San Pablo yo creo que en muy poco tiempo esto se impondrá como un hecho, como una necesidad ineludible. En realidad para combatir la pandemia, esto es muy simple, Vietnam tiene casi 100 millones de habitantes y tiene 35 muertos acumulados.
Si la misma proporción fuera aquí en Brasil tendríamos 80 muertos, no 80 mil sino 80 muertos. ¿Por qué? Porque hacen distanciamiento social, esto es básico, antes de la vacuna. Pero para que esto ocurra es necesario que la gente tenga dinero, porque si se está muriendo de hambre van a salir a la calle, y el gobierno no les da plata porque la plata va para los bancos, para pagar la deuda pública, Brasil gasta más o menos 5% del PIB sólo con el interés de la deuda pública. Es mucha plata, mismo en comparación con los otros países aquí de América Latina que son todos también explotados por los bancos, la tasa es el doble del promedio latinoamericano.
Con mucho menos que esto ya se resolvería el problema, pero no lo hacen. No vacuna a la gente, no prepararon los hospitales porque sabían que iba a ocurrir esto, al contrario, desarmaron los hospitales que habían sido hechos con urgencia el año pasado. O sea, es realmente una completa irresponsabilidad.
Es tan grave, Hernán, que yo imagino que los oyentes ahí en Montevideo deben pensar que no es posible, que debe haber alguna exageración aquí en las palabras de Plínio, pero no, la realidad es que no hay palabras lo suficientemente duras para describir lo que pasa aquí en Brasil

 

HS: Plínio, un apunte nomás sobre lo político en todo esto, porque vemos sondeos, se empiezan a hacer sondeos las consultoras en cuanto a resultados electorales de apoyo, qué pasa con Lula, que le ganaría a Bolsonaro, incluso Ciro Gomes también le ganaría. ¿Qué ha pasado con Lula en estos días a partir de su salida de aquella conferencia de prensa que comentamos la semana pasada? El tema todavía en lo legal está a nivel del Supremo Tribunal en lo judicial de Lula.

PASJ: Sí, en realidad Lula ya está, la decisión de permitir que Lula sea rehabilitado como político, es una decisión de la burguesía brasileña. Aquí todo es muy arbitrario, de la misma manera que lo sacaron de la disputa electoral de manera muy arbitraria, ahora lo recolocan.
Entonces, Lula no vuelve por la fuerza del pueblo, vuelve por una decisión del piso superior de la sociedad brasileña, y él sabe esto. Viene como pacificador nacional con mucha fuerza, les doy dos ejemplos para que vean la fuerza con que viene Lula.
Primero, ayer o antes de ayer el ex presidente Fernando Henrique Cardoso, que es un hombre muy vanidoso y tiene mucha envidia de Lula, con razón porque Lula es mucho más inteligente y hábil, dio una declaración diciendo que entre Bolsonaro y Lula él no tiene la menor duda, Lula.
Y el ex ministro de la dictadura militar de Economía, Delfim Netto, que ya es un anciano, tiene cerca de 90 años pero está muy lúcido, escribió un artículo donde dice, bueno, en el 22 yo no tengo duda alguna, vamos con Lula.
Esto muestra la fuerza que tiene, pero la pregunta que nos teneos que hacer, Hernán, es si Lula es de hecho una solución. No, no es una solución porque no es más posible restaurar la "paz social", porque la economía está en una crisis muy fuerte y Lula no viene con la fuerza de las calles, Lula viene por arriba.
Entonces, para la izquierda la vuelta de Lula claro que es un alivio porque cualquier cosa es mejor que Bolsonaro, pero no es una solución, es sólo un alivio temporario, porque la crisis política brasileña permanece.
¿Cuál es la crisis? La necesidad de un cambio fuerte en el patrón de acumulación de capital para que el pueblo pueda tener una vida mejor. Si esto no ocurre la burguesía está obligada a tener un patrón de dominación muy duro, entonces Lula entra en un estado que ya no es el mismo, que ya está totalmente destituido de su contenido social y democrático nacional.
Entonces, es como para hacer una imagen que creo que ya la hice aquí, y en homenaje a nuestro compañero Diego que ahora está cubriendo el fútbol, es como en una partida de fútbol cuando un equipo tira un pelotazo para adelante para ganar aire, para ganar respiro, para intentar ganar tiempo y ver si la tormenta pasa

 

HS: Claro, es una imagen muy clara esa.
Plínio, bueno, para redondear este contacto, nos quedan pocos minutos, te tomábamos un poco de sorpresa antes de salir al aire para pedirte una reflexión saliendo de Brasil porque hoy 18 de marzo se están cumpliendo 150 años, que en cuanto a la historia es un período corto si salimos del promedio de una vida humana, de la Comuna de Partís, de aquella experiencia de la cual después Marx tomara tantas conclusiones valiosas para la historia de la lucha de los trabajadores. El pueblo, junto con un sector de los soldados en Francia tomando París luego de una guerra con los prusianos haciendo una experiencia que apenas duró 72 días pero que fue muy valiosa en cuanto a enseñanzas. Y te lo queríamos plantear también como una breve reflexión para el final en esta época en donde esos aniversarios no suelen destacarse mucho ¿no?

PASJ: Sin duda alguna, 150 años de la Comuna, Hernán, fue antes de ayer, no es nada, y es un ejemplo para agarrar una frase de Marx, "todo lo que es sólido desploma en el aire". O sea, el gobierno de Napoleón Bonaparte que estaba absolutamente consolidado cayó de una hora para otra por la intervención del pueblo en la política.
Esta es una primera cosa importante, los que cambian las situaciones de manera radical son los trabajadores cuando se movilizan por sus intereses.
La segunda cosa que yo creo que es importante es la experiencia de los 72 días, fueron 72 días en el poder de mucha lucha, pero de mucha esperanza y de mucha experiencia. Hay experiencia de salud pública, de educación pública, de organización del Estado. Y esto siempre queda ahí como una referencia muy fuerte de la posibilidad de un gobierno distinto.
Y por fin, la lección también de la Comuna es que la Comuna tergiversó en relación a marchar sobre Versalles para liquidar el poder de la burguesía, y con esto le dio tiempo a la culebra para que se reorganizar, se aliara a los extranjeros, al ejército alemán para masacrar a los trabajadores franceses.
O sea, es un ejemplo claro que la burguesía no tiene patria, tiene plata.
Entonces, yo creo que la experiencia de la Comuna es una experiencia linda para los oyentes, les sugiero que vean la película "La fiesta de Babette" que es una tremenda película que viene de una manera distinta, muestra todo el amor que estaba contenido en la gente que participó de la Comuna de París.
Yo creo que es esto, la Comuna es siempre una cosa importante que hay que estudiarla y ver.
Les quedo debiendo el número exacto de la proporción de muertos en Brasil y en el mundo, después voy a tratar de hacerlo y se los mando y se los dicen a los oyentes para que no les dé información que no sea buena.

HS: Está bien, está correcto.
Bueno, completo con esa reflexión también, un abrazo, Plínio, muchas gracias como siempre.

PASJ: Un abrazo a todos ustedes, a todos los oyentes, a Diego que está en el campo de Nacional, es siempre un gusto hablar con ustedes.

HS: Bueno, ya le transmitimos tus saludos a Diego y te va a mandar alguna foto en algún momento en estos días de su trabajo que está en contacto con nosotros todos los días también.
Un abrazo, Plínio, hasta la próxima.

PASJ: Un abrazo, Hernán, la verdad es que no entiendo por qué está con Nacional y no con Peñarol pero esto no lo vamos a discutir aquí, un fuerte abrazo.