“PREFERÍ HACER UNA MUESTRA DE LO QUE YO HAGO, SOBRE UNA IDEA, EJECUTAR, IMPROVISAR”
Entrevista al arquitecto y pintor, Claudio Chanquet, 19 de marzo de 2021.

 

El arquitecto y pintor Claudio Chanquet expone el mes próximo en San José de Mayo, “al lado del Teatro Macció, un lugar muy bueno que me impresionó muy bien cuando lo conocí”, señaló el artista en diálogo con CX36. Chanquet dijo que el centro de su obra “es lo humano” y que si bien le “cuesta mucho hablar de lo que yo hago” porque entiende “que eso tiene que ser percibido, es importante que la gente mire y si genera -cuando mira un cuadro, una obra de arte o escucha cualquier manifestación artística- tienen un interés primero por sensibilizarse y después por buscarle alguna vuelta que pueda haber, algún mensaje o que pueda ser inducido a pensar algo; esa obra de arte creo que cumple una función y eso es lo que yo quiero que la gente sienta”, indicó. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/claudio-chanquet-19mar-21

 

 

Héctor Vicente: Edinson Chanquet, un oyente asiduo de la radio, artista plástico, fue profesor de dibujo, pintor; invitó a Radio Centenario a la muestra de su hijo, Claudio Chanquet. Se trata de una muestra individual que va a realizar en San José de Mayo a mediados del mes de abril.
Claudio Chanquet –que es arquitecto, dibujante y pintor- nos recibió junto a su padre en el atelier de la calle Ituzaingó casi Piedras, en la Ciudad Vieja, en un amplio espacio que fuera parte de una importante empresa de la industria gráfica nacional, donde varias personas comparten el alquiler y cada uno lleva adelante talleres vinculados a distintas expresiones artísticas y culturales.
Lo que sigue es el diálogo que mantuvimos con Claudio Chanquet.
 
Claudio Chanquet: La pintura es una actividad que también realizo desde hace unos 15 años más o menos de manera bastante intensa, le dedico las tardes, las noches, los fines de semana. Pero yo pinto mucho, tengo un hábito de pintura.

 

HV: ¿Tenés un ritmo de trabajo?

CCh: Bueno, sí. A veces puedo pasar un tiempito sin pintar pero yo pinto mucho, pinto y dibujo mucho, me obligo a pintar también, aunque no tenga ganas lo hago. Lo hago como una forma de estar permanentemente superándome, en lo posible. Y aprendiendo, yo miro mucho, estudio mucho también, la arquitectura de por sí ya tiene un componente importante.

 

HV: ¿Tiene mucho?

CCh: Tiene mucho, entonces eso te obliga también.

 

HV: ¿Y tuviste maestros formalmente de pintura?

CCh: No, formalmente no, no asistí a talleres.

 

HV: La influencia de tu familia, de tu padre...

CCh: Sí, por ese lado, muy fuerte. Como decíamos hoy, papá pintaba, se crea todo un clima que parece que a uno ya lo va formando, eso te va formando.
Y después mi actividad como arquitecto, es también una formación que abarca, la arquitectura abarca mucho, un campo amplio de disciplinas, sobre todo la pintura, por ejemplo, la escultura. Es decir, desde preparatorio estuve "obligado" a estudiar arte, entonces eso tiene que ver con la arquitectura ¿no?

 

HV: Claro, pero vos ya tenías algo que te predisponía a eso.

CCh: Yo creo que uno no nace con ninguna, sinceramente lo digo, no nace con ningún talento, los talentos son el medio en que uno vive, entonces te va formando, el cerebro del niño se va yendo para un lado. Si uno tiene predisposición y si tiene después interés en seguir estudiando y seguir profundizando, bueno, te va generando un hábito y un interés en la materia. Yo creo que es eso realmente, no creo que uno tenga habilidades innatas, creo que tiene habilidades adquiridas, se va interesando.
La otra vez escuchaba a Forlán, por ejemplo, decía que él practicaba con la pelota, le pegaba miles de veces a una pared, le daba y le daba y le daba. Y bueno, ¿cómo no le va a pegar bien a la pelota un tipo que practica horas? En eso tiene una predisposición, un gusto, una voluntad y un esfuerzo.

 

HV: Sí, también hay otro aspecto en esto de las expresiones artísticas, y hablando ya desde que nace el niño, ¿la sensibilidad se educa también?

CCh: Bueno, yo creo que el medio, a mí me parece que es fundamental propiciar lo que sea, no sólo el arte sino el gusto por la ciencia, el gusto por la matemática, el gusto por las letras, el gusto por la actividad que sea. Me parece que cuando uno es niño, después en la adolescencia, uno también tiene ese estímulo inducido y después propio también de preocuparse, de seguir investigando y seguir estudiando porque yo estudio mucho y también soy muy autocrítico conmigo mismo y eso me parece que favorece el seguir desarrollando lo que uno hace.

 

HV: ¿Y por dónde va tu creatividad, tenés algún referente, por dónde va la búsqueda? Porque veo que aparece mucho la figura humana. ¿Ese es un centro de tu trabajo?

CCh: Bueno, sí, eso es mi centro sí, lo humano sobre todo, y esa es mi obsesión digamos. A mí me cuesta mucho hablar de lo que yo hago, sinceramente, pero creo que eso tiene que ser percibido, por eso hacer por la radio es bravo pero creo que es importante que la gente mire y si genera cuando mira un cuadro, una obra de arte o escucha cualquier manifestación artística tienen un interés, primero por sensibilizarse y después por buscarle alguna vuelta que pueda haber algún mensaje o que pueda ser inducido a pensar algo, bueno, esa obra de arte creo que cumple una función y eso es lo que yo quiero que la gente sienta.

 

HV: El objetivo.

CCh: El objetivo, a partir de eso, lo humano tiene que ver con eso, que para mí en lo que hago humildemente creo que es mi preocupación máxima y es lo que permanentemente estoy tratando de desarrollar. A través de imágenes, porque la imagen no toda siempre es traducible a palabras, la imagen transmite en sí misma algo que hay que desentrañar, ahí está el desafío.

 

HV: Alguien de la familia vinculado a esto decía que tu estilo es repentista. ¿Coincidís con eso? ¿Ves algo que te moviliza o te conmueve y vas y trazás el esbozo de lo que va a ser la obra después?

CCh: Bueno, a mí me conmueve, esto no es grandilocuencia, pero me conmueve la vida de los hombres, de las mujeres, la vida en sociedad, eso me conmueve. Es muy basto esto que digo pero es lo que me inspira a mí, después uno hace una partecita y después, como decía recién, trata de traducir eso en imágenes. La imagen tiene que transmitir una emoción y tiene que transmitir de alguna forma un pensamiento, una forma también de inducir al razonamiento ¿no?
Pero la imagen es muy poderosa, la imagen es como querer traducir a palabras una música, no se puede traducir. Se puede traducir alguna cosa, pero la imagen cuando es poderosa, por sí misma ya.
Pero eso es una aspiración, no quiero decir que yo lo haga...

 

HV: Que lo concretes...

CCh: Eso lo dirán los demás que miran.
Y yo creo que es lo fundamental, hoy el arte, no todo pero se maneja por otros rumbos. Esto que digo que la imagen tiene que valer por sí sola, no todo el mundo lo sostiene, yo creo que es así.

 

HV: Sí, pero en esta época además de tanto bombardeo de los medios, en fin, lo visual tiene mucho peso, lo gráfico.

CCh: Yo creo que siempre tuvo lo visual un peso importante ¿no? Hoy más quizás porque estamos con más medios pero la imagen siempre tiene un poder, a través de la historia del hombre la imagen ha tenido y tiene un poder superior y hasta es mágico. Y con esto no quiero decir metafísico pero es mágica y es poderosa la imagen. Sólo pensar que las primeras, y esto es un lugar común quizás pero me parece muy gráfico, las primeras pinturas rupestres que se conocen de las cuevas, es un acto casi de invocación. Esas imágenes son muy poderosas porque invocan la realidad, muestran una aspiración, muestran un deseo. Esas imágenes hablan también de lo que el hombre tenía como preocupación en ese momento.

 

HV: La caza, los animales, en fin…

CCh: Para nosotros eso hoy puede ser algo quizás, hay mucha gente también que puede tener necesidades pero esa gente pintaba la caza porque era la vida, si no cazaban...

 

HV: No sobrevivían

CCh: Para nosotros eso hoy en día puede tener un valor relativo, pero justamente, la imagen tiene que expresar, no las aspiraciones mías, yo no soy nadie en el mundo, me parece que lo que tiene que hacer un poco quien hace algo de arte es tratar de expresar lo que ve para los demás.
Yo no soy nadie, entonces no interesa mucho.
Digo, tú me estás haciendo un reportaje ahora pero en realidad, lo que vale es lo que está ahí, lo que la gente pueda mirar.

 

HV: Es valioso.
Cuando vos te referís a la imagen te referís a la forma y al color, a las líneas y al color. ¿Hay una conjunción ahí?

CCh: Más, sí, tiene que ver con lo que trataba de explicar hoy que es el contenido. Después esa imagen qué transmite, es más. El color, la línea, son medios, son herramientas que uno usa para transmitir una idea. Y esa idea, bueno, ahí depende de cada uno que la mire, cuál es la idea que transmite la imagen.
Pero la línea, el color, la forma, más allá que en sí misma obviamente que son muy poderosas, tiene que estar relacionada con alguna idea, aunque sea vaga…

 

HV: Como parte del mensaje, claro.

CCh: Ya te digo, esto hoy hace mucho tiempo que está en discusión acerca de si esto es válido o no para el arte. Yo lo tomo así, como que la imagen es un medio para transmitir ideas que no necesariamente son ideas completamente acabadas o ideas perfectamente desarrolladas como puede ser un teorema matemático, esto es otra cosa.
Es como que uno escucha la música instrumental y, como te decía recién, ¿cuál es el contenido de eso? Y bueno, es lo que uno trata de sensibilizarse y ahí intervienen otras cosas más allá de la razón

 

HV: Yendo un poco concretamente a tu trabajo, que estamos viendo algunas cosas. ¿Sobre qué pintás? ¿Qué hay, cartón, tela, es al óleo, qué es?

CCh: Bueno, las bases son tela cartón o papel kraft también, materiales sencillos. Y la pintura que utilizo es una pintura acrílica, utilizo lápiz también, algún pastel pero básicamente es lápiz y acrílico, y un acrílico que uno puede comprar en cualquier lugar.

 

HV: ¿Y el tamaño, son como las que tenemos acá ahora o varía?

CCh: Bueno, varía, básicamente a mí me gusta un formato en el entorno de 1 m. x 1 m., a veces hago un poquito más grande, los papel kraft vienen de 1,05 m. x 1,15 m. es el formato estándar, sino el cartón es estándar también de 0,80 m. x 1 m., algo así. Y la tela también, manejo 1 m., a veces puedo hacer obras más chicas pero me siento cómodo tratado de hacer una obra gestual, que el cuerpo acompañe al trazo, me siento bastante cómodo con eso.

 

HV: Vamos a decirle a los oyentes además, Claudio, que estamos acá en un local en la Ciudad Vieja donde vos acopiás o juntás tu trabajo, y acá están con la tarea -vos con tu padre- de seleccionar lo que va a ir para la muestra de abril en San José

CCh: Claro, porque yo le solicité a mi padre -que es bastante crítico con lo que hago- entonces precisaba un auditor, alguien que mirase las cosas sin condescendencia, entonces lo llamé a él para que me diera una mano porque, como yo creo que lo que vale es lo que los demás opinan de lo que hago, todos tenemos nuestro ego porque yo trato de limitarlo, lo llamé a él para que que hiciera una especie de selección. Más allá que no estoy de acuerdo con algunas cosas que seleccionamos igual le voy a hacer caso.

 

HV: ¿Vas a apelar en juicio o no?

CCh: Pero para eso lo traje.
Y bueno, es una selección sí para ver si podemos hacer, ya está programada para mediados de abril esta exposición en un lugar muy bueno que tiene San José con un centro cultural al lado del Macció, la verdad que es un lugar espléndido ahí como centro cultural, con unas salas muy buenas, un gran nivel, apropiado también para la exposición de obras, quedé muy impresionado el otro día cuando fui.
Y tengo la idea de también hacer en Montevideo, un poquito más adelante, la pandemia ha trastocado todas las actividades, y bueno, tengo ganas de hacer una exposición un poquito más adelante en Montevideo también.

 

HV: ¿Y es la primera muestra individual que tenés en el departamento de San José?

CCh: En san José sí.

 

HV: ¿Ya has colgado tus cuadros en distintos lugares?

CCh: He hecho pocas exposiciones, tengo muchos pruritos.

 

HV: ¿Por qué? ¿Por las condiciones que te ponen para exponer?

CCh: No, yo expongo permanentemente en distintas galerías, tengo acá en Montevideo atrás del Mercado, en la calle Yacaré, hace años que expongo ahí permanente, es un lugar muy bueno para visitar.
Después soy muy autocrítico conmigo, entonces, eso es un defecto que tengo. Y no es por falsa modestia sino que a veces a uno le cuesta, creo que el que hace algo a veces se siente un poco cohibido. No porque tenga miedo a la crítica, al contrario, no es eso, sino que uno tiene esa ambivalencia a veces de creerse muy bueno y otras veces creerse el peor de los pintores.
Yo siempre digo que cuando voy a pintar me creo el mejor de los pintores, y voy con ese ímpetu, esas ganas y ese entusiasmo, y me creo realmente el mejor de la historia. Después cuando termino sé que todos los fantasmas de los grandes se están burlando atrás mío, entonces ahí termino dándoles la razón diciendo qué burro y qué malo soy. Al otro día me incorporo otra vez ese coraje, y así estoy todos los días.

 

HV: ¿La secuencia de los cuadros que vas a mostrar, corresponden a determinado período histórico o seleccionaron sin fijarse cuando fueron creados?

CCh: No, mirá, justamente, yo tengo mucha obra, varias veces he intentado hacer una especie de serie o con un leitmotiv, pero eso se va al diablo después cuando empiezo a pintar, tiene algo que ver con lo que decía mi padre, que yo le llamo más bien una obra a veces... O sea, he tratado de tener esa serie pero a veces pinto lo que se me ocurre, entonces, las series se van al diablo.
Entonces ahora, en vez de pensar una serie o algo más bien estructurado en base a una historia o a un motivo, prefería hacer una muestra de lo que yo hago o he hecho durante un período de 3 o 4 años. Y con respecto a eso, justamente, yo tengo una forma de pintar que a veces tengo en la cabeza una escena, una imagen pero a veces improviso y yo les llamo obras jazz, incluso la muestra podría llamarse jazz. Es decir, sobre una idea, ejecutar, improvisar, a veces sale bien y la mayoría de las veces sale mal.

 

HV: Vos nos decías cuando estábamos ingresando al local que también tenías algunos alumnos.

CCh: Sí.

 

HV: ¿Qué les promovés, qué les planteás?

CCh: Los molesto bastante, los critico mucho y así voy.
En lo que insisto mucho es algo que yo no tuve formalmente pero sí desde el punto de vista como con la adquisición de conocimiento lo he practicado y lo trato de hacer sistemático, es adquirir herramientas clásicas de desarrollo y herramientas que te permitan desarrollar ideas.
Una base que básicamente es el dibujo, adquirir el dibujo con el concepto que significa el dibujar para desarrollar ideas y el dibujo como herramienta de creación y de ideación.
Porque hoy en día estamos… yo fui docente durante muchos años en la Facultad de Arquitectura de Proyecto, de diseño sería.
Y yo les decía a los alumnos que hoy en día estamos invadidos por herramientas que dejan de lado el dibujo con la mano. Y creo que la mano y el cerebro tienen que estar conectados y eso habilita a ser mejores diseñadores.
Lo que no quiere decir que nosotros no utilicemos herramientas...

 

HV: Sin negar lo otro, lo que vino después.

CCh: No, no sólo sin negarlo sino utilizándolo, porque nos permite desarrollar habilidades que antes no existían.
Entonces creo que, en la pintura, en el dibujo, creo que en la escultura también vale, porque yo no hago escultura, el dibujo es una herramienta formidable de ideación, de proyectación de lo que uno va a hacer. Más allá que después eso sea modificado por el desarrollo mismo de lo que uno haga, es decir, la pintura, la escultura.
Dibujar es pensar, se piensa cuando se dibuja, se piensa y se siente cuando se dibuja. Y hay un proceso que es clásico dentro del desarrollo de la pintura que es dibujar, pensar las sobras y la luz, la luz con su contraparte de la sombra, y después la pintura, el color. Es un proceso clásico que yo creo que es muy válido, aunque después uno haga cualquier tipo de pintura o cualquier manifestación artística que es muy amplia. Yo hago algo, tampoco pongo como que es lo único que uno puede hacer, sería muy petulante de mi parte, al contrario, uno tiene un vasto campo para desarrollar las artes plásticas, incluso mezclado con otras.

 

HV: ¿Qué día de abril va a ser la muestra?

CCh: Bueno, la fecha exacta no la tengo pero va ser por mediados de abril.

 

HV: ¿Después de eso qué proyecto tenés en cuanto a muestras? Dijiste lo de Montevideo cuando afloje un poco la pandemia.

CCh: Sí, te digo la verdad, no sé exactamente ahora porque el año pasado iba a exponer y la pandemia... Sinceramente hay que ver qué pasa con esto porque influye mucho, a veces he pensado que una muestra con toda esta complicación...
Porque me parece que es muy bueno reunirse, mirar una obra, criticarla, hablar, encontrarse con la gente, y hoy en día eso se ve muy ajustado, y es un hecho real, no es paranoia, existe, entonces desestimula un poco. Toda esa cosa está programada, es algo institucional, sinceramente para mí es muy positivo pero...