“BRASIL EN MEDIO DE LA TRAGEDIA SANITARIA PERDIÓ LA SEGURIDAD JURÍDICA”
Contacto con Jair Krischke desde Brasil, 22 de marzo de 2021.

Desde Porto Alegre,  Jair Krischke dijo que la situación en Brasil es terrible, además de oxígeno en los hospitales falta medicación, se está muriendo gente por falta de oxígeno, en Rio Grande do Sur murieron seis personas en los últimos días por falta de insumos. Krischke señaló que Brasil está importando desde Uruguay medicación y en el mes de agosto el ministro de salud suspendió una segunda importación desde Uruguay de insumos y medicación para intubar. Dijo que “hay una irresponsabilidad impresionante”.  Transcribimos este contacto que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2021-03-22-jair-krischke-brasil

 

María de los Ángeles Balparda: Jair Krischke desde Brasil, buen día.

Jair Krischke: Buen día, un gusto estar otra vez con ustedes.

 

MAB: Igual para nosotros, que además estamos preocupados, sabrás que acá en Uruguay el tema del coronavirus está muy bravo también, pero Brasil sigue con problemas serios. Hoy leíamos que se complica, por ejemplo, la entrega de oxígeno a los hospitales en muchas partes del país

JK: No hay duda, está terrible. Pero no solamente de oxígeno, no solamente esto sino también todas las medicaciones utilizadas para la intubación, poner los tubos para que la persona pueda respirar, está faltando también, empezó a faltar.
Hoy, hace media hora me enteré que los hermanos de Rivera tuvieron que prestar a los hospitales de Santana do Livramento esta medicación que ya no había más. En Brasil se está muriendo gente por falta de oxígeno, y no es en la Amazonia, no es en el Brasil muy lejano de la civilización, está faltando acá en Río Grande del Sur. El otro día se murieron 6 personas en un hospital acá en Río Grande del Sur por falta de oxígeno.
Entonces nos falta oxígeno, nos falta medicación, y es impresionante porque Brasil estaba importando de Uruguay esta medicación

MAB: Increíble.

JK: En el mes de agosto el ministro de Salud suspendió una segunda adquisición.

MAB: Sí, eso acá no se conoció mucho, lo que suspendió fue la segunda dosis

JK: Sí, de importación desde Uruguay. En agosto hizo una primera importación y la segunda la canceló, no quiso.
Entonces, acá en Brasil hay una irresponsabilidad impresionante, Bolsonaro... En realidad, si hay un ministro de Salud que es un general, y este general está metido en tantos líos que ahora Bolsonaro decidió sustituirlo por un tipo que es médico pero hace una semana que no lo concreta. Entonces tenemos un ministro de Salud que está saliendo y un ministro de Salud que está ingresando pero no pasa nada

MAB: ¿O sea que no asumió el nuevo ministro?

JK: No, es una tragedia.
¿Y por qué esto? Porque tú sabes que si uno tiene estatus de ministro acá en Brasil tienes derecho a un foro privilegiado, sólo puede juzgarlo la Suprema Corte. Entonces están tratando de inventar algo para sacar al actual ministro de Salud, el general Pazuello y meterlo en algún lugar de la administración del estado que también tenga este foro para protegerlo.
Además ahí en el ejército brasilero no le quieren de vuelta, no quieren que lo devuelvan. Es una locura, acá en Brasil estamos viviendo una crisis sanitaria tremenda, ya estamos muy cercanos a los 300 mil muertos, tenemos una crisis económica brutal y esta crisis comunitaria.
Te imaginas que ahora el viernes grandes banqueros brasileros, grandes empresarios, economistas famosos, algunos que fueran padres del plan Real que terminó con la (...) Brasil, firmaron una carta planteando un lockdown nacional como una forma de disminuir de alguna manera significativamente la tragedia de la muerte de las personas.
Y como una forma de ayudar a la economía, parar, disminuir la contaminación que es mejor para la economía.
Pero Bolsonaro al mismo tiempo dice que se tiene que trabajar, que vamos a parar con esto, sigue siendo un negacionista. Es una cosa absurda, Brasil ya se está transformando en un hospicio, es una cosa de locos

Hernán Salina: ¿Jair, puede funcionar de alguna forma como presión esta carta de banqueros y empresarios, puede presionar a Bolsonaro de alguna manera esto?

JK: Claro que sí. Te imaginas, banqueros, en cualquier lado del mundo la opinión de banqueros es importante, en cualquier lado del mundo pero en Brasil especialmente, y de grandes empresarios también y economistas, profesores de las Universidades, gente que tiene reconocimiento por sus conocimientos de economía. Esta gente firma la carta y la hicieron pública, que se tiene que parar con esto.
Y al mismo tiempo Bolsonaro sigue, porque Bolsonaro creó una forma de comunicarse. Siempre que sale o vuelve a su casa hay local donde habla con la gente, simpatizantes y prensa que están ahí, siempre aprovecha para decir cualquier barbaridad. Y ahora el domingo aprovechó para decir que se tiene que terminar con esto, que la gente tiene que trabajar porque sino va a morir por coronavirus va a morir de hambre, "se tiene que trabajar, vamos a parar con esto".
Entonces, es un negacionista, y está volviendo este momento trágico en Brasil. Y además ya otro día comentábamos, hay una situación también muy complicada en el Poder Judicial. Se armó un lío acá en Brasil especialmente porque dentro de la Suprema Corte se estableció un conflicto, un ministro de la Suprema Corte anula las causas en que Lula fue condenado, con una argumentación técnica de que el juez que condenó no podría haber condenado porque era de Petrobras y solamente Petrobras en Curitiba y que lo que no era Petrobras tenía que ser en Brasilia, y por esto anularon.
Bueno, pero por 10 veces el mismo ministro de la Suprema Corte falló en base a esta naturaleza y decía que sí, el foro competente era Curitiba.
El juez de Curitiba, Sergio Moro, condenó a Lula. La segunda condena no es más de Moro. Hubo una apelación de los abogados de Lula en segundo grado con 3 jueces, se mantuvo la condena y se aumentó la pena. Los abogados de Lula recurrieron a una instancia superior donde sí los jueces mantuvieron la condena, fueron a la Suprema Corte con habeas corpus y fue negado, por lo tanto mantuvo la condena y ahora un ministro anula todo y manda a reempezar.
¿Quieren locura mayor que esta?

MAB: Está claro...

JK: Y en esta decisión también dice que todas las demás causas estaban suspendidas porque se tenía que aguardar a lo que iba a pasar con un nuevo juez, la decisión de un nuevo juez. Pero su colega de la Suprema Corte, el ministro Gilmar Mendes, no dio la mínima, no dio ninguna pelota, siguió con la causa y esta causa era que Sergio Moro sería un juez sospechoso, que no podía juzgar porque sería un juez sospechoso y siguió con esto.
En este momento suspendieron el accionar porque está 4 a 4, el último ministro de la Suprema Corte, la primera indicación de Bolsonaro, pidió para rever la causa, ya te digo, es una locura jurídica que estamos viviendo. En cualquier lado del mundo se tiene que tener una seguridad jurídica, en Brasil no hay más, es una gran confusión

 

MAB: Sin duda, es así Jair.
Nos quedó más corto esta vez porque se nos terminó el programa, nos estamos tomando tiempo del programa que viene ahora...

JK: Sí, me imagino, tranquilos queridos

 

MAB: Pero quedamos de todas maneras prontos para conversar contigo la próxima, te mandamos un saludo grande y gracias por todo el material que siempre enviás

JK: Gracias, querida, un abrazo para todos ustedes y para nuestros oyentes, gracias

 

MAB: Igualmente, un abrazo desde acá

HS: Hasta pronto.