“FORMAMOS PARTE DE UNA HISTORIA HEROICA Y NUESTROS JÓVENES VAN A SEGUIR POR ESTE CAMINO”
Intervención de la profesora Romy Silva en el lanzamiento de actividades por el 50º Aniversario del 26 de Marzo, 24 de marzo de 2021

 

 

“Formamos parte de una historia heroica, donde tenemos compañeros que siguen a nuestro lado, entre ellos hay compañeros fundamentales que hoy no contamos con su presencia física pero contamos con su legado inclaudicable, como el compañero Ruben Vera, ‘el Pinta’. Esto nos llena de fortaleza, nos llena de optimismo, nos llena de fuerza y de esperanza, para transformar esta realidad en el camino que planteamos. Hay una realidad que es posible, no lo decimos de boca, lo decimos porque estamos convencidos de ello. Por nuestro pueblo, por los compañeros que hoy están, por aquellos que dieron la vida en esta larga lucha que sigue hacia adelante, en palabras de un compañero muy conocido: “el 26 de Marzo tiene historia hacia atrás y hacia adelante”. Y porque acá hay distintas generaciones sentadas, y tenemos muchas generaciones más jóvenes que van a seguir por este camino”, dijo la profesora Romy Silva, integrante de la Dirección Nacional del 26 de Marzo, al finalizar su intervención en el acto de lanzamiento de las actividades por el 50º Aniversario de esta fuerza política de izquierda. Transcribimos dicha intervención que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/transmision-26-m-32kbps-22050-hz

Hernán Salina: A partir de este momento Radio Centenario inicia la actividad en directo del lanzamiento de las actividades por el 50º Aniversario del Movimiento 26 de Marzo, integrante de la Unidad Popular, que se lleva adelante en estos momentos desde la Fonoplatea ‘Gustavo Nocetti’ por streaming desde las redes de este partido político de izquierda. Harán uso de la palabra los integrantes de la Dirección Nacional, la profesora Romy Silva, el profesor Carlos Pérez y Eduardo Rubio, que harán uso de la palabra con el mensaje político del 26, en esta actividad de lanzamiento del Ciclo de Actividades por el 50 Aniversario del 26 de Marzo que se cumplen en este 2021.
 

Romy Silva: Les damos la bienvenida virtual a todos los compañeros que se vienen comunicando a partir de este espacio. En el contexto en el que nos encontramos vimos una instancia para organizarlo a través de estos medios, para lanzar las actividades que se inician en el  marco del 50º Aniversario del 26 de Marzo.
Nos han llegado una gran cantidad de saludos a nivel nacional e internacional, el agradecimiento por los mismos, y al final vamos a dedicar un espacio para darles lectura.
En primer lugar hacer referencias a que en el marco de las actividades por el 50º Aniversario del 26 de Marzo se va a dar lugar a una serie de jornadas que voy a comentarles y luego vamos a tener datos más precisos, para conectarnos y demás.
Se va a realizar en primer lugar, una serie de Seminarios que van a tener tres instancias de conferencia, una que va a estar vinculada al proceso a nivel regional que se va a titular “La izquierda y el progresismo en América Latina”, que está programada para el mes de mayo. Otra, va a ser referente al contexto nacional, titulada “La reconstrucción de la izquierda en Uruguay”, se está planificando para el mes de julio. Y una tercera instancia que la estamos ajustando, y a la brevedad vamos a tener más detalles de la misma.
En todos los casos van a participar panelistas vinculados al ámbito académico, al ámbito político y social; y va a ser una muy buena instancia para formarnos e informarnos.
Vamos a tener también este año la instancia de charlas que se van a realizar sobre la Historia del 26 de Marzo, nuestra Organización, a nivel de las Agrupaciones tanto de Montevideo como del interior de nuestro país.
Se planifica además, la realización de un festival que va a ser virtual, con integrantes de la Cultura nacional, por allí tenemos muchísimos compañeros, que son de un gran valor y con los que vamos a contar en esa instancia.
Se plantea además, en el caso de que todo esto pueda ir saliendo de esta tormenta en la que nos encontramos, aspiramos a fin de año a realizar un gran acto aniversario –como estamos acostumbrados a hacerlo- de manera presencial.  
Es importante además, lo dejé para anunciar al final, una notica que se va a trabajar también en el correr de todo el año, en lo que vienen trabajando los compañeros del Diario La Juventud;  y es que a la brevedad vamos a tener aparte del formato papel, en formato digital. Esto muestra el trabajo en colectivo que viene creciendo, que se viene profundizando y abarca distintos espacios para seguir llegando al vecino, a los vecinos, a los amigos, con la información que no encontramos en otros lugares y que es muy necesario tener en el contexto de esta lucha revolucionaria que seguimos llevando a la práctica con convencimiento.
Estos eran los anuncios que tenía para realizar en esta primera instancia. Y como ven, tenemos actividades que vamos a ir desarrollando todo este año.
Hemos guardado la presencialidad para otra oportunidad, cuidando además así de los compañeros. Y sabemos del esfuerzo que se realiza en cada una de las Agrupaciones de nuestro país para seguir marcando la militancia y la presencia en la calle, compañeros que -de a dos o de a tres- se las arreglan para seguir saliendo a pintar un muro y tener a la Organización allí presente, a repartir el diario, salir a repartir algún volante. Y necesitamos por eso a los compañeros con el cuidado que debemos tener en este contexto.

“Medio siglo de lucha”

En esta primera etapa voy a hacer referencia a la Historia del 26 de Marzo, en una síntesis, ajustándonos al tiempo que debemos cumplir.
Estamos hablando de medio siglo de lucha de nuestra Organización.
Medio siglo del 26 de Marzo.
26 de Marzo que tiene su origen en las raíces populares, en el contexto de la lucha de nuestro pueblo uruguayo en el marco de las reivindicaciones de los cañeros, en el marco de la lucha estudiantil, en el marco de la lucha de los trabajadores organizados, en el contexto de la expresión política que comienzan a tener las masas, con el objetivo de organizarse para transformar la sociedad. Y en esa transformación de la sociedad se busca la liberación nacional y la construcción del socialismo.
Este movimiento popular surge además, en el contexto regional del ejemplo que significa la concepción del Che, de Fidel, en el ejemplo que significa la Revolución Cubana. El 26 de Marzo nace también junto con el nacimiento del Frente Amplio, cuando este era una clara expresión de un proyecto de izquierda, antiimperialista, antioligárquico, que buscaba la transformación, teniendo sobre la mesa elementos que después se renunciaron, como por ejemplo la reforma agraria.
Nuestra Organización va a enfrentar al fascismo, va a enfrentar al oportunismo, y tiene sus orígenes en las luchas populares de nuestro Uruguay.
Quisiera mencionar distintas etapas que son claves en la formación del 26 de Marzo y uno de los ejes centrales es la etapa de la cárcel.
La lucha popular va a ir en crecimiento y va a encontrar de parte del fascismo la reacción más violenta, significa el encarcelamiento de los militantes, la tortura y la pérdida de la vida de muchos de ellos. La cárcel va a significar para nuestros compañeros una trinchera de lucha, un lugar de organización, un lugar donde el estudio va a tener un rol importante, un lugar donde la formación ideológica en el marxismo leninismo va a ser también clave. Se convierte la cárcel en un lugar de resistencia al fascismo, en un lugar donde los compañeros siguen pensando en el mismo objetivo, salir, tener la libertad y seguir luchando por la liberación nacional y por el socialismo; como una sociedad que le asegure a nuestros pueblos la igualdad, la fraternidad, la libertad, sus necesidades esenciales cubiertas.
En esta reconstrucción tenemos muchísimos compañeros que convirtieron a ese lugar en un centro de batalla clave en la reconstrucción y reorganización del 26 de Marzo. Mencionaba hoy el enfrentamiento y la resistencia al fascismo y también al oportunismo, y como ejemplo de ese oportunismo quisiera hacer referencia a febrero de 1973 en lo que conocemos como ‘el simposio de Viña del Mar’, donde militantes allí instalados en Chile comienzan a realizar en febrero del ’73, en medio del levantamiento popular, en medio de la resistencia popular, en medio de la lucha contra el fascismo, se realiza este simposio que apunta a establecer una autocrítica y establece el fracaso, marca al fracaso, lo designa, de las luchas populares.
Esto realmente es oportunismo, porque vaya si esa decisión de marcar una derrota, de dar la espalda a tantos militantes que estaban en la calle dando la batalla y a los que estaban ya presos haciendo frente a la tortura, esta decisión derrotista que apunta al divisionismo, a fraccionar, a romper la moral, a destruir a los compañeros tanto como lo hace el fascismo, dándole elementos para seguir apuntando a la destrucción no solo física, sino también psicológica de los compañeros militantes.
Es importante destacar ese detalle como un ejemplo del oportunismo que fue duramente enfrentado por nuestros compañeros, ese oportunismo de Viña del Mar entra al Penal de Libertad y no entra en la cabeza de nuestros compañeros que estaban en el Cuarto Piso. Allí se dio una batalla importante frente a esta realidad que buscaba marcar el fracaso y destruir.
Desde allí los compañeros responden con organización, con estudio, responden -más allá de las condiciones más adversas- con optimismo, con el objetivo de organizar, de resistir y de seguir dando la batalla.
Allí surge el seispuntismo, puntos de organización, de estudio, que van a permitir analizar la realidad con distintos elementos y entre ellos está la formación ideológica del marxismo leninismo que va a permitir a cada uno de los que estaban allí, poder organizarse, analizar la realidad concreta y poder proyectarse hacia futuro.
Es realmente un orgullo cuando se repasa la historia de nuestra Organización, reivindicar esa resistencia en las peores condiciones, donde no vemos la claudicación, donde vemos la proyección a seguir adelante, el organizarse y seguir. Acá no hay derrotados, acá hay optimismo y acá hay Organización. Lo que le va a permitir a nuestros compañeros cuando salgan de la cárcel y enfrenten la realidad del exilio poder ir con ideas concretas y funciones y objetivos concretos. Con el objetivo de organizarse desde allá y poder seguir fortaleciendo a la Organización para volver al país y seguir haciendo lo mismo que plantearon al comienzo, transformar la sociedad.
En este proceso que les estoy comentando quisiera detenerme en el año 1980, contexto en el que la dictadura cívico militar comienza a proyectar una salida y en ese momento se planifica la propuesta de un proyecto constitucional que se lleva a plebiscito en las condiciones de represión de nuestro pueblo, en las condiciones de proscripción de partidos políticos, de ciudadanos.
Ese plebiscito buscaba reafirmar el régimen y tuvo la heroica respuesta de nuestro pueblo en un rotundo rechazo, el triunfo del NO marcó la ruptura en ese momento porque marca el fracaso de la dictadura.
Y es de destacar a los compañeros del 26 de Marzo, a los compañeros seispuntistas, a los compañeros que resisten.
La respuesta que se da dentro del Penal de Libertad.
En 1980 ese contexto histórico se responde con una huelga de hambre, que significó decir acá estamos presente, el fascismo no nos derrotó, nosotros lo derrocamos. Es una respuesta de compromiso con el pueblo y es una respuesta de que se estaba con ese pueblo dentro de la cárcel luchando.
Eso, compañeros, es realmente heroico, y nos llena de orgullo.
A esta etapa le quiero sumar lo que se viene después que es la instancia de organización desde el exterior, desde el exilio. Y allí se les dio la situación de enfrentamiento de crudas realidades y de noticias. Porque esta etapa significó la pérdida de compañeros invalorables, significó la pérdida por ejemplo de Hugo Dermit, que resiste en esa huelga de hambre y que cuando se vino la más dura represión para estos militantes nuestros, termina perdiendo lo más preciado que tiene el ser humano que es la vida. Estas noticias llegan al exterior, a compañeros que estaban dando la batalla desde allá; y al exterior se va a sumar también los compañeros que de a poco van a ir adquiriendo, tomando la posibilidad de recuperar la libertad, y salen a organizarse.
Desde el exilio se da una batalla importante por denunciar las dictaduras en América Latina, se da una dura batalla exigiendo la liberación de todos los presos políticos, y se da una dura batalla mostrando la represión que significaba el régimen.
Es de destacar acá la fundación del diario Liberación en Suecia, una herramienta clave para la reconstrucción de la izquierda.
Es así que mostramos en esta exposición jalones importantes que tenemos que tener en cuenta en la formación de nuestra Organización, el arraigo como sectores populares, el arraigo con el compromiso revolucionario. La reconstrucción que se realiza desde la cárcel, y la reconstrucción que se sigue realizando desde el exilio.
Luego se viene una dura batalla para estando una vez en el país poder ingresar al Frente Amplio, varios pedidos se realizan, y finalmente a pocos meses de las elecciones de 1989 se acepta la incorporación del 26 de Marzo al Frente Amplio.
Desde allí la batalla del 26 fue permanente por lograr que los principios iniciales de este partido político se mantuviesen a lo largo del tiempo, se reivindica para que se mantenga la lucha antiimperialista, el compromiso contra la oligarquía, el compromiso para llevar a cabo la reforma agraria, el compromiso para transformar nuestra realidad que significa pasos claves, la liberación nacional y el socialismo, sino no encontramos transformación real y no podríamos estar hablando de otra sociedad.
En la década del ‘90 se vienen tiempos realmente difíciles y estando dentro del Frente Amplio el 26 de Marzo dio una batalla importante para evitar el vaciamiento y el desvío que ya se comenzaba a dar. Se dio una lucha fundamental en defensa de nuestras empresas públicas y se dio una lucha clave contra la impunidad.
Las cosas siguen en su curso histórico, el Frente Amplio llega al poder y el 26 de Marzo puso todo lo que tenía en su militancia y puso sus herramientas al servicio de este partido político en el que se creyó. Nuestros militantes dieron todo y luego comenzó a verse una realidad que fue de a poco dilucidada en la sociedad, se comienza a ver cómo se concretaba ese alejamiento de las ideas revolucionarias, cuando las primeras medidas que se aplican son las de alineamiento a Estados Unidos, la visita de (George W.) Bush a nuestro país, cómo se va concretando un modelo económico que va a ser el afianzamiento del modelo económico neoliberal ya desarrollado por los partidos tradicionales y marcado a fuego por la dictadura en nuestro país. Se establece desde esa instancia con el Frente Amplio la instalación de Botnia, el modelo celulósico forestal, que significa marcar en el campo la presencia del agronegocio, que supone la exclusión del pequeño y mediano productor, y la extranjerización de nuestro suelo. Se dan allí las privatizaciones de Pluna, de AFE, de ANCAP. Se realiza una reforma tributaria que significa beneficiar al gran capital porque se saca por ejemplo el IMABA -que era un impuesto a los activos bancarios- y se aplica el IRPF que cae sobre el lomo del trabajador. No se tocan las Afap’s, una bandera que se había levantado en tiempos electorales, no se toca.
Y algo más triste para mencionar, se rompe con ese internacionalismo artiguista que implicaba la defensa de la autodeterminación de los pueblos, porque se comienzan a enviar y a justificar la presencia de las tropas de ocupación en pueblos hermanos como Haití, como en el Congo.
Esto, compañeros, marca definitivamente el alejamiento del 26 de Marzo del Frente Amplio. Y eso significó irnos del poder, y acá hay una etapa de la historia que uno ya tiene mucha conciencia y que habla con la experiencia vivida. Significó recibir los trompazos, las críticas, era difícil vender el diario, era difícil salir a la calle porque no se entendía la posición que habíamos tomado.
Esa realidad comienza a cambiar y hay otras fuerzas políticas que también se alejan, y se da lugar en esta concepción que el 26 tiene de reconstruirse, de seguir adelante, de no claudicar. Y se juega un papel importante en la construcción de la Asamblea Popular, luego de la Unidad Popular, como herramientas claves para seguir en esta etapa que nos toca vivir, dando la lucha.
Y se llega al Parlamento. Y el Parlamento para nosotros se convirtió en una trinchera de batalla, en un lugar de militancia política.
Desde el Parlamento se trabaja con el pueblo, los proyectos que salen de allí no son de un escritorio, son realizados en conjunto con los trabajadores, son realizados en ese despacho que se le denominó ‘de puertas abiertas’ porque así lo era, donde cada organización de trabajadores, cada organización social, pasó por allí, y presentó también su propuesta.
En cada rendición de cuentas se planteó y se exigió el 6% del PBI para ANEP y UdelaR. Se exigió terminar con los beneficios que reciben las forestales, se exigió terminar con la Ley de Promoción de Inversiones, se exigió terminar con la Ley de tercerizaciones, que no es más que precarización laboral. Desde allí se dio una dura batallas para defender el agua junto a la Ley de Riego, se dio una dura batalla para defender al Hospital de Clínicas. Y allí se logró, a partir de la lucha social, de la participación de los estudiantes, de los trabajadores, lograr que un tercio del subsidio que recibía la cerveza se destinara a las obras de reconstrucción del Hospital de Clínicas, y se evitara así la privatización.
Esto es un ejemplo de cómo se puede transformar y cambiar una realidad por otra vía que no es la que nos hacen creer que solamente es por el camino de las privatizaciones, cuando podemos ver las obras del Hospital de Clínicas y nuestros compañeros la visitaron, porque fueron invitados por los trabajadores del lugar para que las podamos ver. Y eso es realmente un orgullo para nosotros.
Desde allí se dio una dura batalla contra la reforma que se viene instalando en la seguridad social, que ahora va a tener un jalón de mayor profundización.
Desde allí se propuso terminar con las Afap’s, así como también se planteó el primer proyecto de ley del trabajo de esa militancia en el Parlamento que significó terminar con la Ley de impunidad. No hubo oídos para eso, así como tampoco hubo oídos para solucionar el problema que presenta nuestro pueblo en el contexto de la pandemia, como es el del acceso a la vivienda. Mientras no haya inversión pública y la construcción de vivienda de calidad, donde el Estado esté presente y el estado de la vivienda se ajuste a la necesidad y al ingreso del trabajador, no va a haber solución real. Finalmente en esta instancia, que es parte de la historia del 26 también, quisiera mencionar la posición que marcamos con respecto al envío de tropas de ocupación a otros pueblos.
Nuestra convicción profundamente artiguista y antiimperialista estuvo allí presente cuando dijimos ‘no al envío de tropas de ocupación a Haití’. Y esto es necesario reivindicarlo porque forma parte de nuestra historia, porque forma parte de nuestra ideología, porque forma parte de nuestros valores para transformar la sociedad. Y cuando hablamos de transformar la sociedad, como lo tenemos escrito en este telón de fondo, está para nosotros pasos claves, que es la liberación nacional y el socialismo. Compañeros, formamos parte de una historia heroica, donde sí tenemos compañeros que siguen a nuestro lado, entre ellos hay compañeros fundamentales que hoy no contamos con su presencia física pero contamos con su legado inclaudicable, como el compañero Ruben Vera, ‘el Pinta’. Esto nos llena de fortaleza, nos llena de optimismo, nos llena de fuerza y de esperanza, para transformar esta realidad en el camino que planteamos.
Hay una realidad que es posible, no lo decimos de boca, lo decimos porque estamos convencidos de ello.
Por nuestro pueblo, por los compañeros que hoy están, por aquellos que dieron la vida en esta larga lucha que sigue hacia adelante, en palabras de un compañero muy conocido: “el 26 de Marzo tiene historia hacia atrás y hacia adelante”.
Acá hay distintas generaciones sentadas, y tenemos muchas generaciones más jóvenes que van a seguir por este camino.