“ES UNA ILUSIÓN IMAGINAR QUE LA ECONOMÍA PUEDA FUNCIONAR CON LA GENTE MURIENDO EN LAS CALLES”
Contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr. desde Brasil, 25 de marzo de 2021.

“En el caso brasileño la relación del gran capital con el Estado es muy estrecha. Y como estamos en un momento de un reflujo del movimiento popular muy, muy grande, entonces esta proximidad todavía es mayor. La impresión que uno tiene es que los agentes políticos, los jueces, los presidentes, los diputados, la policía, el ejército, funcionan como títeres del capital, porque es muy funcional y muy ágil todo esto”, dijo el economista y analista político brasileño, Plinio de Arruda Samapio Jr en su contacto semanal con CX36. Además dijo que “la situación económica depende de una solución de la pandemia. Esto vale a nivel global y vale para cada país. Entonces es una ilusión imaginar que la economía pueda funcionar con la gente muriendo en las calles, el Estado de San Pablo decreta una cuarentena mucho más rígida que las anteriores por 10 días y porque la gente está muriendo en la cola de espera de los respiradores”. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2021-03-25-plinio-arruda-sampaio-jr-brasil

María de los Ángeles Balparda: Teneos ya el contacto, como todos los jueves a esta hora, con Plínio de Arruda Sampaio Jr.
Plínio, buen día

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Buen día Ángeles, siempre un gusto hablar con Radio Centenario

 

MAB: Bueno, te digo buen día desde un Montevideo con una lluvia impresionante, no sé cómo están ustedes de clima...

PASJ: No, aquí un calor, un día regio, todo bien

 

MAB: Bueno, algo tiene que andar bien, aunque sea el clima ¿no?

PASJ: Nada más el clima, porque la situación es realmente muy mala

 

MAB: Bueno, hay mucho tema para conversar contigo, me parecía primero arrancar con lo que está sucediendo en Brasil con el juez Moro, que lo último que supimos fue que el tribunal Supremo de Brasil consideró que este juez no fue imparcial en los juicios al ex presidente Lula, que hace poquito fue además premiado, le han sacado alguna de las acusaciones, pero este es un gran tema, todo lo que rodea la actuación del juez Moro

PASJ: Sin duda alguna, para que quede claro, el Supremo anuló la condena del presidente, pero no el proceso. Y lo anuló porque el juez no fue imparcial, al contrario, fue muy parcial, y esto era absolutamente evidente para toda la gente.
Entonces, Lula no tuvo el derecho de defensa, eso no quiere decir que los problemas de Lula con la Justicia se hayan acabado, lo que sí le da a Lula ahora es el derecho de disputar las elecciones porque aunque el proceso vuelva no hay tiempo hábil para que quede inhabilitado de disputar las elecciones del 2022.
Ayer el juez Moro dio una declaración que él se siente muy tranquilo, que está con la consciencia limpia, pero la verdad es que está totalmente desmoralizado con fama de juez ladrón. Es como un árbitro de fútbol que combina con el equipo que quiere beneficiar las jugadas, las decisiones que va a tomar, así funcionaba Moro

 

MAB: Claro, una figura además que fue ministro después de sus actuaciones como juez. Y por lo que vos decís me da la sensación de que hay como una campaña para dejarlo mal parado como al juez de fútbol

PASJ: Sí, porque la realidad es que él fue un juez corrupto y no parcial, desde el principio, pero la burguesía brasileña es muy cínica. Entonces, cuando esto le interesaba todos hacían la vista gorda a esto y es como si nada hubiera pasado. Ahora que interesa poner a Lula en el juego porque se teme la insurrección social, el desequilibrio social muy fuerte y hay que tener un plan B, entonces vuelve Lula. Y la misma prensa que ponía a Moro en los aires ahora lo demoniza.
Pero bueno, esto es una operación de manipulación que queda muy clara para toda la gente

 

MAB: Claro.
Está muy bien que vos aclararas como aclaraste recién que no le habían anulado las causas sino que lo pusieron de una manera a Lula que pueda competir en las elecciones. Vos fuiste muy claro la semana pasada con ese tema, pero si uno lee las grandes cadenas internacionales, en casi todas, por lo menos en todas las que yo leí, siguen diciendo que le anularon las causas, pero no es así...

PASJ: No, la realidad es que anularon la condena, aquí en Brasil, por la ley brasileña uno sólo puede ser apresado después de ser condenado en última instancia, y son 5 instancias, 5 niveles digamos.
Entonces, para que alguien vaya a la cárcel tiene que ser condenado 5 veces. Si apela, es un proceso para favorecer a los ricos, porque el tipo que tiene un buen abogado tiene plata para recurrir a estos 5 pisos de la Justicia. La gente pobre no tiene plata para el abogado para apelar y queda condenado en la primera, en la segunda y mucha gente sin condena alguna, pero mucha gente está condenada en Brasil por esto. Lo que pasó con Lula es que simplemente anularon todas las condenas, entonces el proceso vuelve a la estaca cero, pero no se anularon los procesos, se anularon además las condenas.
Entonces los problemas y las acusaciones que tiene Lula están en la Justicia pero están a cero. Y en este punto no hay la menor posibilidad legal de recurrir a las 5 etapas antes del 2021 cuando entonces se legalizaría la candidatura de Lula a la Presidencia.
Esta es la situación jurídica de Lula

 

MAB: Bien.
En todo este cuadro donde las figuras son Lula, Bolsonaro, el juez Moro, yo me estaba acordando en estas horas de aquella serie que hubo en Netflix que hablaba de esto, ¿te acordás? Y se mostraba el accionar de la policía, el accionar de la Justicia, el accionar de Fiscalía, el accionar a nivel político, a nivel empresarial, pareciera como que, más allá de todas las críticas que se le pueden hacer, pero mostraba cuáles eran los protagonistas y que el juego se juega en todas esas canchas

PASJ: Sin duda alguna.
En el caso brasileño la relación del gran capital con el Estado es muy estrecha. Y como estamos en un momento de un reflujo del movimiento popular muy, muy grande, entonces esta proximidad todavía es mayor.
La impresión que uno tiene res que los agentes políticos, los jueces, los presidentes, los diputados, la policía, el ejército, funcionan como títeres del capital, porque es muy funcional y muy ágil todo esto. Entonces, sin duda alguna, esta serie que yo no la vi pero mi mujer la vio y me contaba, se asemeja, en realidad queda pequeña al lado de lo que pasa aquí en Brasil

 

MAB: Claro, pero el nombre, ahora me acordé "El Mecanismo" que mostraba cómo, incluso en los programas que tenemos contigo muchas veces vos has hablado de cómo es el juego, que hoy hay que tenerlo en cuenta. Digo por lo de Moro que es el emergente en este momento en la información pero son todas estas canchas las que hay que tener en cuenta

PASJ: Sin duda alguna, yo creo que para nosotros lo que importa es si el pueblo no está en las calles, no está movilizado, no es consciente, entonces la política opera en una caja negra del piso superior de la sociedad y nosotros conseguimos nada más observar las decisiones que se toman.
Claro que se sacan las conclusiones cuando las decisiones son muy obvias en los intereses que ya revela

 

MAB: Y la única forma de evitar que la política sean maniobras es con la gente en la calle como vos decís siempre.
Queremos aprovechar siempre tu beta de economista para preguntarte sobre lo que está pasando también en ese plano, se habla de dos áreas que tienen a Brasil complicada, el coronavirus y la economía. Y que ha logrado parar la debacle -dicen. El gobierno en lo económico pero no en lo sanitario.
¿Vos estás de acuerdo con eso, se para la debacle en lo económico?

PASJ: No, yo no estoy nada de acuerdo con eso. En realidad la situación es muy simple en lo general, la situación económica depende de una solución de la pandemia. Esto vale a nivel global y vale para cada país. Entonces es una ilusión imaginar que la economía pueda funcionar con la gente muriendo en las calles, ahora Brasil decreta, el Estado de San Pablo, una cuarentena mucho más rígida que las anteriores por 10 días y porque la gente está muriendo en la cola de espera de los respiradores.
El otro día murieron en San Pablo 100, antes de llegar al respirador, entonces es absolutamente imposible, es delirante imaginar que la economía pueda funcionar en estas circunstancias.
Pero ahora los hechos, los hechos son, todo final de año, ya lo discutimos aquí en años anteriores, todo final de año vienen las predicciones para el año siguiente, siempre son muy optimistas, ahora la cosa va y después empiezan a re evaluar las estimativas. Esto ya empezó, todas las estimativas de crecimiento están siendo puestas para abajo, de todos los bancos, de todas las consultoras económicas. Entonces, es porque se reconoce que la situación económica en realidad es muy difícil, el gobierno ahora presentó el presupuesto del año y es un presupuesto de austeridad total para no decir de total falta de criterio. Para que tengan una idea, las mayores inversiones van apara el ejército, porque Ángeles, estamos en una guerra muy dura en la frontera, no se sabe dónde, y la plata para el Ministerio de Salud es la cuarta prioridad del gobierno federal. Esto demuestra el descalabro total que estamos viviendo aquí en Brasil

 

MAB: Claro, y las previsiones de crecimiento del PBI (Producto Bruto Interno) para este año dicen que vienen a la baja

PASJ: Están viniendo a la baja y las previsiones del costo de vida a la alza. Vivimos aquí en Brasil una situación muy curiosa, porque tenemos inflación baja pero costo de vida real muy alto.
La canasta básica de alimentos subió en los últimos 12 meses 25% aquí, es una inflación muy, muy respetable, sobre todo cuando se considera que el salario mínimo está paralizado y que el salario promedio cae. O sea, la plata efectiva que tiene el trabajador para gastar está siendo devaluada por un costo de vida muy, muy fuerte.
Entonces no, no hay la menor posibilidad de tener un crecimiento aquí en Brasil este año

 

MAB: Muy bien.
¿Plínio, qué otros temas te parecen para resaltar de la realidad de Brasil hoy?

PASJ: Bueno, el único tema para observar, y lo podemos discutir la semana que viene, es que Brasil hace un juego de un paso adelante y dos pasos atrás.
Ahora, esta semana viene un clima que la base del gobierno empieza a decir que si no mejora Bolsonaro la gestión de la pandemia le van a hacer un impeachment, lo que sería una ironía total porque ni el PT tiene el coraje para meter el impeachment pero esta base fisiológica que ve que la situación aquí está realmente trágica en la expresión mayor de la palabra trágica, empieza a presionar a Bolsonaro para que haga inmunización, para que tenga una gestión de la crisis sanitaria un poquito menos brutal

 

MAB: Bien.
Viste que acá en Uruguay se presentó ya la información oficialmente por parte de los científicos de que entró la variante del coronavirus, la variante brasileña P1 que dicen que es la más dañina, ya la tenemos instalada en Uruguay

PASJ: Sí, a lo mejor Ángeles, para que observemos en las próximas semanas, el gobierno norteamericano, la comunidad internacional está muy preocupada con Brasil, porque Brasil hoy día es un laboratorio de mutaciones del coronavirus. Entonces yo creo que hay una especie de orden internacional, hay que calmar la situación en Brasil y el gobierno Biden ya empieza a moverse, ya mandó una señal oficial diciendo, mira, yo puedo ayudar pero hay condiciones.
Y también una noticia de esta semana es que metieron al ministro del Exterior que es un tipo completamente loco y de ultra, ultra derecha, lo metieron en el sartén, en la olla caliente, bien caliente, o sea, lo van a decapitar, y esto yo creo que es una condición que pone el gobierno Biden para iniciar conversaciones con el gobierno brasileño sobre cómo agilizar la inmunización aquí en Brasil para evitar que surjan nuevas cepas, nuevas complicaciones en la pandemia mundial

 

MAB: ¿Ese es el ministro de Exteriores?

PASJ: Sí, Ernesto Araújo

 

MAB: ¿Y por qué lo responsabilizan a él? ¿Por qué lo sacarían a él si es una cuestión de salud?

PASJ: Porque en realidad Bolsonaro apoyó a Trump de una manera muy entusiasta y muy infantil, agrediendo a Biden, fue el penúltimo gobierno en reconocer la victoria de Biden, lo que creo que dejó a Biden muy preocupado. Pero, bueno, ironías aparte el hecho es que todas las negociaciones de vacunas para por el Ministerio del Exterior.
Entonces, el gobierno brasileño hoy en día no tiene interlocución ni con China ni con Estados Unidos que son los dos países que podrían agilizar la compra de vacunas para Brasil. Y entonces, para ver si esto se arregla el ministro queda muy presionado, y Biden creo que ya mandó un recado para decir, yo los ayudo pero saquen a este señor y pongan a alguien con quien se pueda conversar de manera más o menos técnica.
Mi impresión es que como Brasil es una colonia, es una colonia grande pero es una colonia, el ministro cae en pocas semanas yo creo

 

MAB: Muy bien.
Bueno, Plínio, te dejamos por hoy con la recomendación que todos nos hacemos en estos tiempos de cuidarnos

PASJ: Seguro que sí, Ángeles, gracias, aquí nos vamos a cuidar de manera muy rígida con disciplina obrera. Un saludo a todos los oyentes de Radio Centenario, un gran saludo Ángeles.