COMANDO SUR EN URUGUAY: “GUARDIA MILITAR PARA SUS INTERESES POLÍTICOS, MILITARES Y ECONÓMICOS”
El análisis de James Petras en CX36, 29 de marzo de 2021.

 
El almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de Estados Unidos, encabeza la delegación que dice venir a “hacer intercambios” en Seguridad y Defensa.   

“El Comando Sur era una forma de preparar a América Latina contra la insurgencia y las luchas populares; y por años el Comando Sur servía como una guardia militar para los intereses norteamericanos en todos los casos -en casos de política, militar o económica- y también era una forma de controlar a los gobernantes en América Latina en estos años. Más allá de eso, entrenaron militares en América Latina, en Uruguay en particular, para los grandes conflictos que surgieron con todos los nuevos movimientos sociales y revolucionarios. Ahora vienen con otras metas –supuestamente- contra el virus y otras cosas, pero siguen combinando un doble papel, militar por los Estados Unidos y ayudando a los gobernantes latinoamericanos, pero particularmente con los gobiernos de la derecha, tanto en Uruguay como en Brasil y otros lugares más”, dijo el sociólogo estadounidense, profesor James Petras en su análisis semanal de la realidad mundial por CX36. Además, Petras habló de la guerra comercial de Estados Unidos contra China y ante el Día de la Tierra Palestina, dedicó unos minutos a hablar de la realidad y lucha del pueblo palestino. Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2021-03-29-james-petras

 

María de los Ángeles Balparda: Los buenos días para James Petras, las buenas tardes para nuestros oyentes aquí. Estamos recibiéndote con mucho gusto, Petras. ¿Cómo estás?

James Petras: Estamos bien, con la primavera a la vuelta, hay más sol que lluvia.

 

MAB: Bueno, mejor así Petras.
Queríamos empezar comentando contigo y preguntándote un poco de información sobre lo que es el Comando Sur de Estados Unidos, porque está en Uruguay desde ayer una delegación aparentemente muy importante del Comando Sur. Vienen tres grupos ayer llegó el primero, se van a quedar 10 días en Uruguay, está encabezada por Craig Faller, el almirante de la Armada y comandante del Comando Sur, y viene dicen con una visita de naturaleza diplomática, que quieren hacer intercambios en relación al tema Seguridad y Defensa. Hace poco estuvo un barco acá estacionado, vinieron para controlar la pesca ilegal. Dicen que quieren ayudar con la pandemia, una serie de declaraciones de ese tipo, pero queríamos recordar un poco qué es el Comando Sur.

JP: El Comando Sur era una forma de preparar a América Latina contra la insurgencia y las luchas populares; y por años el Comando Sur servía como una guardia militar para los intereses norteamericanos en todos los casos -en casos de política, militar o económica- y también era una forma de controlar a los gobernantes en América Latina en estos años.
Y más allá de eso, entrenaron militares en América Latina, en Uruguay en particular, para los grandes conflictos que surgieron con todos los nuevos movimientos sociales y revolucionarios.
Ahora vienen con otras metas –supuestamente- contra el virus y otras cosas, pero siguen combinando un doble papel, militar por los Estados Unidos y ayudando a los gobernantes latinoamericanos, pero particularmente con los gobiernos de la derecha, tanto en Uruguay como en Brasil y otros lugares más. Porque los gobernantes derechistas en América Latina se están debilitando, Jair Bolsonaro y otros más en Colombia, tenemos que contar con las fuerzas militares en América Latina como brazo de los intereses norteamericanos.

 

MAB: Bien, según dicen ellos, entre los tantos objetivos que traen también vienen con un objetivo casi que comercial, porque hay un programa que tiene Estados Unidos por el que dona o vende a precios bajos su equipamiento de defensa, y lo invitaron a Uruguay a hacer una inspección visual de los barcos que le quieren vender para iniciar un proceso de transferencia.

JP: Sí, es cierto, están con razones comerciales, particularmente ahora con Biden. Pero tenemos que tomar en cuenta que para los norteamericanos los intereses militares son principales, y la forma en que utilizan los intereses comerciales es estando subordinados a la política militar. Estados Unidos siente competencia muy fuerte con los mercados en América Latina y la venta de América Latina en China.
China está muy metida en toda América Latina preparando remplazar a los Estados Unidos en todos los mercados, particularmente en la agricultura. Entonces Estados Unidos manda al Comando Sur para tratar de evitar que China reemplace en América Latina las relaciones comerciales de Estados Unidos.

 

MAB: Sí, exactamente eso, incluso hubo una reunión, una conferencia dicen antes de que esta delegación viniera, una conferencia que organizó el Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa "William Perry", donde él planteó cuáles son los enemigos ahora; y uno es China -porque dice que China se está metiendo en América Latina con la excusa de la vacuna-; otro son los delitos internacionales, organizaciones transnacionales delictivas que son la principal amenaza que tiene toda esta región.

JP: Sí, los competentes con Estados Unidos son Rusia y China, un tema que debemos discutir en parte de nuestras intervenciones hoy en día sobre lo que está pasando en América Latina.

 

MAB: Es verdad.
Bueno, no sé si sobre este tema vos querés agregar algo más.

JP: Bueno, el hecho es que Joe Biden no ha cambiado la política exterior, incluso está más agudo en algunos lugares las relaciones de Biden con Rusia. Creo que eso es muy grave porque la gente pensaba que con Biden íbamos a tener un cambio profundo con respecto a Trump. Pero creo que no debemos subestimar la agresividad de Biden.
En esta situación actual que tenemos Biden busca una forma de reemplazar a Rusia, de debilitar a Rusia y China, entrar en Irán y simplemente con una retórica más democrática.

 

MAB: Bien.
Otro capítulo que también queríamos plantearte es lo que tiene que ver con el Mercosur que cumplió 30 años esta semana pasada, hubo una reunión virtual de los presidentes, una cumbre, y allí sorpresivamente se dice el más agresivo fue el presidente uruguayo Lacalle Pou que planteó que había que flexibilizar el Mercosur, que es un lastre, como muy molesto con el Mercosur y el presidente argentino Alberto Fernández le respondió de una forma muy contundente, algo así como si no les gusta váyanse.
¿Ahora, qué es lo que hay detrás de esto? Bolsonaro no se quedó hasta el final, se fue antes. ¿Qué es lo que hay, qué está en juego en este momento en torno al tema Mercosur? Te digo que hoy de mañana el Reino Unido dijo que tiene interés en hacer acuerdo con el Mercosur ahora porque salieron del Brexit. Bueno, todo ese cuadro

JP: Sí, hay dos formas de mirar el Mercosur, una es como una representación nacional contra la intervención norteamericana fortaleciendo los lazos entre los diferentes países en el Mercosur. Pero la otra forma es usar y ver al Mercosur como un instrumento de Estados Unidos a debilitar los países nacionales como Argentina y fortalecer a Uruguay como instrumento de Estados Unidos.
Es un momento en que el Mercosur está jugando un papel muy contradictorio, instrumento de Estados Unidos con las fuerzas en el sur y debilitar a los Estados Unidos fortaleciendo la integración latinoamericana con una visión latinoamericanista.
Y eso no sé cómo se va a terminar pero es posible que con las contradicciones internas, por ejemplo con Brasil, podamos ver una ruptura con el Mercosur definitiva, pero no está dado porque los países que están contra el Mercosur están bastante debilitados en el último período.

 

MAB: Bien, lo otro es preguntarte por qué ha tenido tanta importancia esta noticia de un barco portacontenedores que quedó trancado allí en el Canal de Suez, que esta mañana ya se informó que empezó a arreglarse el problema. ¿Pero por qué generó tanta atención y tanta tensión también el hecho de que este barco estuviera allí y no hubiera posibilidad de que los barcos pasaran?

JP: Sí, porque afecta un porcentaje importante del comercio mundial, hay cientos de miles de millones de dólares que están afectados diariamente por el bloqueo, y eso está perjudicando al mercantilismo que se está fortaleciendo en América Latina y mundialmente.
Dicen que afectó un 12 o 13% del comercio mundial, y el hecho de que esté paralizando el comercio, los barcos se están acumulando, no pueden vender o comprar y es un desastre. El barco en el Canal de Suez es una situación muy frágil para los países mundiales particularmente con Europa pero también con todo lo que sea el comercio mundial.
No debemos subestimar la importancia que ha tenido la paralización del comercio en el Suez, es un gran problema para todos los países exportadores e importadores de todos los productos, incluso el petróleo

 

MAB: Bien.
Mañana es el Día de la Tierra Palestina, nosotros vamos a estar analizando el tema en la Radio, pero queríamos una opinión tuya en este momento.

JP: Palestina es un país que es víctima de dos cosas, la agresión de Israel que ha perjudicado todo el territorio palestino pero también es un problema de liderazgo en Palestina que siempre entró en acuerdos y no podía cumplir frente a la oposición de Israel. No hay ninguna posibilidad de un arreglo entre Palestina, Estados Unidos e Israel porque están comprometidos con la eliminación total de los palestinos y necesitan una nueva dirección para movilizar al pueblo, organizarse, formar alianzas y todo lo demás. Pero hasta ahora no hemos visto un nuevo liderazgo palestino que está a la altura de crear una lucha que podría tener éxito.

 

MAB: Bien.
Bueno, los temas que vos quieras agregar, Petras

JP: Muy rápidamente podríamos discutir la situación de Myanmar (Birmania) donde las masacres militares continúan operando a más de 100 personas en un ataque que lanzara el ejército. Y después organizaron una fiesta para justificar la conquista, hasta ahora la oposición occidental es muy débil, acusaciones de crímenes, denuncias, palabras pero sin consecuencias grandes como un bloqueo de Myanmar para paralizar al gobierno militar.
Es una tragedia porque el pueblo en Myanmar quiere una liberación completa. Esa es la situación que enfrentan, masacre tras masacre.
El segundo tema es Mozambique donde hay masacres también y luchas entre las diferentes fuerzas pero no han alcanzado las metas que tratan de realizar con la liberación. Una liberación que ha fracasado, corrompido y deja las cosas como un desastre en Mozambique que tenía aspiraciones de liberación en los años 60, 70 y 80.
Finalmente tenemos el hecho de que Biden está haciendo una propuesta ahora de gastar 3.000 millones de dólares para financiar infraestructura que falta en Estados Unidos como puentes, puertos, caminos, autopistas, todo está en desastre, deteriorado. Entonces la idea ahora es canalizar dinero hacia la infraestructura y no simplemente  dar dinero a los oficiales y los grandes ricos que reciben la mayoría de las finanzas que vienen de Biden para el país.
Estamos ahora con mucha aprensión frente a lo que Biden está haciendo.

 

MAB: Claro. ¿Es necesaria esa infraestructura, está bien que Biden quiera poner ese dinero allí?

JP: El problema es que con el financiamiento de Biden mucho dinero va a los ricos, a las grandes corporaciones y no hacia los proyectos de pequeña y mediana industria particularmente las cooperativas.

 

MAB: Claro, me hace acordar a las empresas constructoras que las mandan a los países que ataca Estados Unidos a destruir y después van las empresas a construir. ¿Serán las mismas?

JP: Sí, lo que están tratando es de eliminar la competencia con otras empresas de construcción en otras partes y simplemente financiar las constructoras que están en manos del presidente Biden

 

MAB: Claro.
Bueno, Petras, muchas gracias por este rato.

JP: Un abrazo para vosotros y espero que tengan mejores tiempos.